¿Recién llegados a NieR? Aquí tenéis vuestra primera guía para principiantes sobre Nier: Automata

1 0
¿Recién llegados a NieR? Aquí tenéis vuestra primera guía para principiantes sobre Nier: Automata

Conoced más sobre uno de los trasfondos más estrambóticos de los videojuegos en seis historias fácilmente digeribles

Poder explorar un mundo de videojuego tan exuberante como el de NieR no es algo que ocurra muy a menudo. Hoy sale a la venta NieR: Automata, y tanto recién llegados como seguidores del título original dispondrán de una gran cantidad de información nueva.

Tal y como os contamos ayer en nuestros consejos, no es necesario que hayáis jugado a la anterior entrega de la saga para disfrutar de la guerra robótica de Automata. No obstante, los jugadores que decidan dar el paso hacia este extraño y maravilloso universo podrían hacerse algunas preguntas como “¿Dónde están todos los humanos?” “¿Por qué las máquinas dominan el mundo?” “¿Quién le ha dado una espada a esta muñequita gótica de ojos vendados?”

Para contestar a estas preguntas y añadir algo de contexto al posapocalipsis del juego, tendréis que echar un vistazo a la línea temporal más amplia de NieR. Para ahorraros la molestia, hemos preparado guías, novelas ligeras e incluso una obra de teatro escrita por Yoko Taro (os lo juramos) para recabar los momentos más significativos del juego que conducen al acto de apertura de Automata.

Os damos un aviso antes de empezar: aquí hay spoilers tanto del juego original de NieR como de Drakengard (os lo explicamos en un momento).

1. NieR comenzó como final alternativo para un videojuego totalmente distinto

NieR: Automata

En primer lugar, retrocedamos al año 2003 (tanto en el universo de NieR como en el nuestro).

Incluso entre los seguidores de la saga, pocos saben que el mundo de NieR es un spin-off de Drakengard, juego de PlayStation 2. El juego presentaba varios finales diferentes. La quinta parte desembocó en la línea temporal de NieR.

Fue en este escenario donde la gigantesca antagonista de Drakengard, “la bestia reina”, quedó teletransportada a través del tiempo al Tokio contemporáneo, lugar donde la heroína escupefuegos no tardó en dar buena cuenta de ella. A posteriori se comprobó que esto no nos vino nada bien a los humanos, ya que con la muerte de la gigante se desató una enfermedad infernal por toda la humanidad.

2. Una bestia de fantasía fue transportada en aquel final hasta el Tokio contemporáneo, desencadenando un virus letal

NieR: AutomataNieR: Automata

 

Desde su origen en el centro de Shinjuku, el “Síndrome de Cloración Blanca” se propagó con efectos devastadores. Casi todos los infectados acabaron por convertirse en sal, mientras que otros se volvieron locos y peligrosos. En 2009, el país se había convertido en una zona de guerra entre los humanos sanos y una horda imparable de rabiosos, “la Legión”.

El gobierno japonés se veía incapaz de contener la barbarie, la epidemia se convirtió en pandemia y, ya que los científicos del planeta no eran capaces de encontrar una cura, se aprobó un plan alternativo.

3. Los androides se construyen para controlar la producción de nuevos cuerpos humanos para aquellos que quedan infectados

NieR: Automata

Se llevó a cabo el proyecto Gestalt. Las almas de los cuerpos infectados se transferían a salvo para ser colocadas más adelante en clones sanos. Por supuesto, haría falta un poco más de tiempo para terminar de perfeccionar este proceso, por lo que el desarrollo comenzó en androides de IA, que supervisarían la operación.

Como era de esperar, pasaron cientos de años antes de que la enfermedad comenzara a desaparecer. Los clones humanos conocidos como “replicantes” se habían desarrollado con éxito, pero, inesperadamente (y por desgracia para los humanos de los que procedían), también desarrollaron su propia conciencia.

4. Los acontecimientos de NieR tuvieron lugar miles de años después y la humanidad quedó condenada a la extinción

NieR: Automata

El mundo quedaba ahora absolutamente ocupado por estos sustitutos artificiales, que poseían alma y personalidad nuevas. En este punto (sobre el año 3361) tuvieron lugar los acontecimientos de NieR.

Al igual que en Drakengard, la historia podía concluir con cuatro posibles finales, siendo el cuarto de ellos (el final D) el punto de partida de Automata. En esta ocasión, el protagonista NieR obstaculizó el desarrollo del proyecto Gestalt y condenó a la humanidad a una extinción segura.

NieR: AutomataNieR: Automata

 

Así quedó marcado el comienzo del inevitable declive de la humanidad, pero en algunas partes del mundo donde los androides de IA continuaban al mando, un buen número de replicantes lograban sobrevivir.

5. Ocho mil años después, la Tierra es invadida por máquinas alienígenas y la humanidad se rebela contra ellas

NieR: Automata NieR: AutomataNieR: Automata

 

Ocho mil años más tarde, las cosas no es que fueran del todo bien. Como si todavía no fuera bastante, la Tierra había quedado invadida por “formas de vida automáticas”, pero lo que quedaba de la raza humana dio un puñetazo sobre la mesa. Se instalaron en la relativa tranquilidad de la luna, desde donde podían enviar equipos de androides de combate para contrarrestar la invasión.

6. Los equipos de androides (y entre ellos, tú) comenzaron a luchar contra los invasores. Aquí comienza Nier: Automata

NieR: Automata

Estamos en el año 11941. Un equipo de androides (denominado “YoRHa”) va camino de la Tierra y entre sus miembros están los dos protagonistas de NieR: Automata: la unidad 2 tipo B y la unidad 9 tipo S (afectuosamente conocidos como 2B y 9S). Les acompañaremos durante su travesía hacia su último objetivo: acabar con toda esa ”forma de vida automática” y recuperar nuestro planeta.

¡Y ahí lo tenéis! Esto ha sido una pincelada sobre el mundo de NieR: Automata. Si queréis descubrir nuevas sorpresas… tendréis que haceros con el juego.

(Ah, y respondiendo a vuestra pregunta: esa venda sobre los ojos es en realidad una especie de visor táctico. Respecto a la ropita negra y tal… ¡cualquiera sabe!)

Se ha cerrado la sección de comentarios.

1 Comentario