Publicado el

Diablo III: una experiencia nueva para PlayStation 3

Jason Bender, jefe de diseño de Diablo III para consolas, nos habla del proyecto que trae la famosa saga a PlayStation 3.

Diablo III on PS3

Acabo de volver del E3, donde hemos expuesto la versión de Diablo III para PlayStation 3 y hemos anunciado objetos exclusivos de la PS3 para el juego.

La energía y la emoción del evento me han recordado a la época en la que teníamos que salir de casa para jugar a videojuegos. Sí, estoy hablando de los salones recreativos: esos sitios mágicos llenos de colores chillones, luces resplandecientes y el interminable ‘clin clin clin’ de la máquina de cambio. Allí se podían probar los juegos más populares y novedosos. Se podía quedar con los amigos y divertirse, o hacer amigos nuevos jugando a la misma máquina.

Cuando decidimos llevar Diablo III a las consolas, queríamos que nuestro modo cooperativo de cuatro jugadores capturara el mismo espíritu de diversión que dominaba los recreativos. Nuestro juego tenía que ser compatible al mismo tiempo con el juego en equipo y las pullas, las manos sudorosas y la destrucción en masa por placer.

A lo mejor os acordáis de Gauntlet, un legendario juego de mazmorras que ayudó a definir el juego cooperativo con cuatro jugadores en la misma pantalla que mataban monstruos encarnando al guerrero, al elfo, a la valquiria y al mago. Gracias a Gauntlet y a otros grandes éxitos de los arcades, los jugadores se enamoraron del juego cooperativo. Ese es el tipo de diversión que buscamos para la versión de consola de Diablo III. Cuatro amigos en el mismo sofá, colaborando para exterminar oleadas interminables de demonios, recogiendo botín y pasándoselo en grande. Es lo mejor que hay.

Diablo III on PS3

Estamos muy emocionados por traer Diablo III a las consolas porque tiene el potencial de crear recuerdos imborrables para un grupo totalmente nuevo de jugadores por todo el mundo, pero para ello hemos tenido que trabajar muy duro. Uno de nuestros objetivos era dar protagonismo a la acción en televisiones de pantalla grande, sin dividir la superficie en cuatro secciones pequeñas, así que para ello creamos un nuevo sistema de cámara que se acerca más a la acción y facilita ver las animaciones en combate, donde más se lucen nuestros personajes.

También queríamos capturar esa sensación de control que transmiten los grandes juegos de acción. Decidimos eliminar el trazado de ruta que exige una interfaz indirecta de teclado y ratón, e introducir el control directo del personaje, con un comando de esquivar, para poner toda la táctica del posicionamiento en manos del jugador. Tuvimos que trabajar en esto una y otra vez hasta que dimos en el blanco.

Cuando nuestro equipo subió al escenario en la sección de Sony en el E3, queríamos que los jugadores vieran qué es exactamente lo que convierte a Diablo III en el juego perfecto para una noche de juego. Masacrar una horda de demonios que cubre toda la pantalla con nuestros amigos y acumular una cadena de muertes increíble… Creemos que no existe nada parecido. Espero que cuando lo probéis estéis de acuerdo conmigo.

Nos alegramos muchísimo de que Diablo III vaya a estrenarse este verano para PlayStation 3. Esperamos ansiosos a que los jugadores reúnan a sus amigos para disfrutar de la clásica acción de “jugar y matar”.

Pero no olvidéis pedir una pizza… ¡Ese mago parece hambriento!

4 Comentarios
0 Respuestas del autor

85 € me gasté en la edición especial para PC, siento deciros que no tengo buenas palabras para Diablo 3. Uno de mis recoge polvo de la estantería. Sigo pensando que la falta de aleatoriedad le ha hecho mucho daño al juego y mejor ni hablar de la casa de subastas con dinero real…. que lo disfrute el que pueda.

muy bueno

yo la verdad es que lo espero con ganas. Ademas creo que en la version PS3 han eliminado la casa de subastas con dinero real.
Claramente no es diablo2 pero no me desagrada que llegue a PS3 propuestas como esta.

mui bueno agregen uei agregennnn!

Al cabo de 30 días se desactiva la opción para dejar comentarios en los mensajes.

Historial de edición