Probamos Dragon’s Dogma II | Así es la esperada continuación del RPG de culto de Capcom

0 0
Probamos Dragon’s Dogma II | Así es la esperada continuación del RPG de culto de Capcom

Todo lo que hizo grande al original regresa ampliado en PS5.

Hay juegos que no están en el imaginario colectivo de los jugadores del mismo modo que lo están las grandes sagas con montones de entregas o esos grandes nombres de la industria que todos reconocen. Hay otros que solo permanecen en la mente del jugador más dedicado; del que indaga más a fondo en los catálogos de cada sistema y ha podido degustar las virtudes de aventuras menos recordadas y ha sabido reconocer su tremenda calidad.

Este es el caso de Dragon’s Dogma, que en el ya lejano 2012 apareció en PS3 para intentar competir con colosos como The Elder Scrolls o los Dragon Age sin cosechar el éxito que seguramente se merecía. Aún así, el buen rolero siempre ha tenido un hueco en su corazón para un título diferente que ofrecía mecánicas poco exploradas en el RPG, como el ciclo día-noche con distintos tipos de enemigo para cada uno, la posibilidad de subirte a monstruos grandes para controlarlos… lo cierto es que fue un título muy recordado aún y que merecía una segunda parte.

Pues bien, más de una década después, aquí la tenemos. Pudimos estar en las oficinas de Plaion probando esta esperada secuela y quedamos encantados; tanto que la hora nos supo a poco y ya estamos deseando poder disfrutar de la experiencia completa de Dragon’s Dogma II cuando el juego se lance en PS5. En el hands-on podíamos probar 3 clases: Arquero, Ladrón y Luchador, con las características de combate habituales para cada clase (ataque a distancia, tanqueo, ataques rápidos por la espalda…) Con todos ellos, al igual que en el primer Dragon’s Dogma, el combate sigue siendo muy físico, con mucho peso en las armas, los golpes y las animaciones; animaciones, por cierto, excelentemente trabajadas y con una gran fluidez.

Nos pudimos enfrentar a goblins, que atacan en grupo y llaman a refuerzos, manadas de lobos rápidas y feroces que por cierto, son capaces de agarrarnos a mordiscos y llevarnos a rastras por el escenario e incluso un grifo al que no pudimos derrotar pero al que incluso nos podíamos subir en pleno vuelo. ¡Increíble! También nos las vimos con un cíclope que podíamos escalar en pos de golpearle en su ojo o también tirarle al suelo tras desequilibrarle. Si por algo se caracteriza Dragon’s Dogma II es por la gran cantidad de opciones que pone a nuestra disposición a la hora de encarar los combates, con una variedad poco vista en el género. Podemos hasta coger a enemigos que estén en el suelo (o muertos) y lanzarlos contra otros enemigos, así como a los peones u otros elementos del escenario.

Otra mecánica interesante que sigue vigente es que al caer la noche, todo se oscurece hasta el punto de no poder ver nada y ser necesaria una linterna para avanzar, con nuevos tipos de enemigos entrando en escena. Cuando en nuestra partida se hizo de noche, aparecieron zombies en un pueblo abandonado, además de fantasmas en lo profundo del bosque a los que no parecía poder hacérseles mucho daño.

También vuelven, claro, los peones; ¡y ahora más inteligentes que nunca! Tienen diferentes clases modificables, pueden llevar parte de tu inventario, te ayudan en combate, tiran a los enemigos al suelo para que puedas atacarles, etc. Cuando caen en combate tendremos un tiempo para reanimarlos, pudiendo ser baja para siempre si no lo hacemos a tiempo. Además, los peones tienen conversaciones entre ellos, y algunos hasta nos harán de guía, sustituyendo a la clásica indicación de la ruta en el mapa.

Los escenarios y el entorno, por su parte, también brillan con luz propia. Las aldeas y las ciudades están llenas de vida, plagadas de NPC que hablan entre ellos, nos saludan… multitud de tiendas nos esperan para mejorar y equipar a nuestro personaje, y todo con una calidad gráfica a la altura de PS5. Las zonas abiertas, más explorables, también cuentan con multitud de elementos para hacernos vivir una aventura memorable, con enemigos, cuevas que encontraremos durante nuestro camino y tesoros por conseguir. En ellas además podremos acampar para descansar y dejar que pase el tiempo, cosa que nos apetecería ahora mismo hacer hasta la fecha de lanzamiento de Dragon’s Dogma II, aún por confirmar, pero de la que por supuesto os mantendremos informados aquí en PlayStation.Blog.

Unirse a la conversación

Añadir un comentario

¡Pero no seas idiota!

Por favor, sé amable, considerado y constructivo.

Leave a Reply

Por favor, introduce tu fecha de nacimiento.

Date of birth fields