Probamos Dead Space | Jugabilidad y terror al máximo

3 0
Probamos Dead Space | Jugabilidad y terror al máximo

El regreso de Isaac trae consigo nuevos detalles en la exploración, gravedad cero mejorada, nuevas opciones de equipamiento y mucho más.

Isaac Clarke supo sacar provecho de su valor y sus habilidades de ingeniería para sobrevivir a los horrores que le esperaban a bordo de la Ishimura. Del mismo modo, el talentoso equipo de Motive está mostrando un enfoque atrevido e impresionante a nivel técnico con su remake de la tensa misión de Clarke en la obra maestra de ciencia ficción Dead Space. Aparte de las mejoras visuales y de rendimiento, Motive está incorporando nuevos elementos de juego para sumergir a los jugadores en esta pesadilla.

A pesar de haber explorado a fondo los pasillos del Ishimura en su lanzamiento original, mi reciente experiencia con el remake (que incorpora los capítulos 1 a 3 mientras Isaac intenta reactivar el sistema de tranvías y reparar los motores de la nave) estuvo llena de descubrimientos inesperados. Sorpresas en la jugabilidad, decisiones difíciles, nuevas localizaciones. Vayamos al grano. 

Nuevas funciones de juego

Isaac tiene voz propia: En esta ocasión, Isaac habla, por ejemplo, gritando el nombre de sus compañeros cuando están en apuros o explicando sus planes para arreglar la centrifugadora y los conductos de combustible de la Ishimura. Oírle intervenir en la misión hace que toda la experiencia resulte más cinematográfica y auténtica.  

Inmersión interconectada: No hay pantallas de carga cuando Isaac se sube al tranvía de Ishimura para viajar rápidamente entre destinos. Todo esto forma parte del objetivo de Motive de crear un entorno inmersivo y conectado.

Libertad de gravedad 0: En el Dead Space original, las secciones de gravedad cero permitían a Isaac saltar por las plataformas utilizando sus botas espaciales. En esta nueva entrega, tienes la libertad de flotar en 360 grados, lo que te permite disfrutar de la fantasía de la caminata espacial. Además, ahora Isaac cuenta con un impulso de propulsión, muy útil para esquivar a los necromorfos que surcan el espacio.

Nuevos e intensos momentos: En el capítulo 2, Isaac debe obtener una autorización de seguridad en la estación del capitán muerto. El cadáver del capitán es atacado por un infector, lo que hace que se convierta en un necromorfo. En la secuencia de 2008, los jugadores observan el cambio de forma segura detrás de un cristal. En el remake, Isaac vive esta espeluznante transformación de cerca, rememorando la dramática transformación necromorfa en tiempo real del principio de Dead Space 2.

Circuitos: Las nuevas cajas de fusibles obligan a Isaac a redirigir la energía entre las distintas instalaciones de la Ishimura. Hay una situación en la que tenía que redirigir la energía a una estación de reabastecimiento, y podía elegir entre cortar las luces o el suministro de oxígeno. Situaciones como esta permiten a los jugadores elegir su futuro cuando sea necesario: yo elegí jugar en la oscuridad en lugar de arriesgarme a asfixiarme.

Mucho más inmersivo: La iluminación y los efectos visuales hacen que los momentos dramáticos sean aún más impresionantes. Avanzando en el juego, en el capítulo 3, Isaac reinicia la centrifugadora de Ishimura. A medida que la gigantesca maquinaria se pone en marcha, estalla una mezcla de efectos: las piezas gigantes de la máquina retumban violentamente, saltan chispas cuando el metal rechina, el enorme brazo proyecta sombras contra las luces anaranjadas de la energía auxiliar. Se trata de un espectáculo sensorial que te sumerge en una experiencia más intensa. 

Exploración incentivada: Se han añadido puertas cerradas y cajas de botín a la Ishimura, a las que Isaac puede acceder tras adquirir una autorización de seguridad mejorada. Esto incentiva a los jugadores a volver a zonas previamente exploradas para descubrir nuevos recursos y mejorar los materiales. Incluso una de las puertas cerradas incluye una nueva misión secundaria que revela más información sobre la compañera desaparecida de Isaac, Nicole. 

Modo Intensity Director: No bajes la guardia solo por creer que conoces el terreno. Motive mantiene a los jugadores en vilo con el modo Intensity Director, que aumentará el suspense con ruidos espeluznantes, tuberías que estallan y ataques sorpresa por parte de los necromorfos.

Ampliación de las mejoras de armas: ¿De qué sirve buscar recursos si no hay un lugar donde gastarlos? Las nuevas mejoras se pueden acoplar a la cortadora de plasma, al rifle de pulsos y a otros elementos con el fin de aumentar las formas de gastar los nodos. Falta por saber si esto incorporará nuevas mecánicas de armas, o simplemente aumentará el daño, la velocidad de recarga, la capacidad de munición, etc.

Una experiencia familiar, pero mejorada

Efectos visuales mejorados: Se ha invertido mucho en pulir los efectos visuales del juego. Hay pequeños detalles que mejoran el escenario, como las partículas de polvo flotantes, la ominosa niebla que cuelga sobre el suelo, las manchas de sangre que gotean o la iluminación lúgubre. 

Los pequeños detalles resaltan la narración: Isaac construye su cortadora de plasma en un banco de trabajo en lugar de recogerla, lo que denota su formación en ingeniería. Del mismo modo, cuando Isaac recoge su Módulo de Estadística, primero recoge el miembro amputado al que está unido, ya que su anterior propietario probablemente fue desmembrado por una puerta cercana que funcionaba mal. Estos microrrelatos fueron los que me engancharon.

Mejor jugabilidad El combate tiene la misma experiencia satisfactoria, pero con mayor fluidez. Apuntar con el cortador de plasma en modo vertical u horizontal mientras arrancas las extremidades del necromorfo es rápido y fluido.

Módulo Estabilizador: El cómodo modo de cámara lenta de Isaac sigue siendo una maravilla cuando se trata de controlar a las masas. En un encuentro, utilicé el estabilizador para congelar a un enemigo cerca de un barril explosivo, luego esperé a que se acercara otro enemigo para disparar al barril y así hacer que ambos explotasen.

Mejora a tu manera: El banco de trabajo sigue siendo una forma divertida de personalizar a Isaac para que se adapte a tu estilo de juego utilizando valiosos nodos escondidos alrededor de la Ishimura. En esta ocasión, invertí en mejoras del traje que aumentaban el área de efecto de mi Módulo Estabilizador para neutralizar a más enemigos a la vez. También puedes mejorar el daño, la capacidad de munición y la velocidad de recarga de tu arma.

Una IU magnífica: Allá por 2008, la interfaz de usuario de Dead Space estaba adelantada a su tiempo, e incluso a día de hoy sigue pareciendo futurista. El menú de Isaac en tiempo real mantiene la inmersión y la inmediatez. Además, el texto y los iconos del menú se ven aún más nítidos y limpios en 4K.

Los recursos son importantes: Conozco muy bien el Dead Space de 2008 y admito que fui un poco chulo durante mi partida. Vendí munición al principio para conseguir créditos y hacer espacio en el inventario. Más adelante, en el capítulo 2, me quedé sin munición durante mi estancia en la morgue, donde un infector corría sin control generando nuevos necromorfos. En ese momento, el juego me obligó a hacer un uso cuidadoso del estabilizador y del combate cuerpo a cuerpo para sobrevivir. Al final conseguí utilizar el estabilizador para frenar la propagación del infector y acabar con la amenaza antes de que se me fuera de las manos. Mi interés por conservar la munición cambió por completo para el resto de la partida. 

Detalles sangrientos: Cada ráfaga disparada por las armas de Isaac desgarra la carne, el músculo y acaba destrozando el hueso. Más que un efecto visual macabro, el daño detallado ofrece información sobre lo cerca que están los jugadores de arrancar un miembro y abatir a un necro.

Tu misión a bordo del Ishimura comienza con el lanzamiento del Dead Space el 27 de enero de 2023 en PS5.

Se ha cerrado la sección de comentarios.

3 Comentarios


    Loading More Comments

    Por favor, introduce tu fecha de nacimiento.