ANTRO: La música como arma revolucionaria

1 0
ANTRO: La música como arma revolucionaria

El videojuego distópico que hará que te reveles.

Es el año 2150. Ya nadie recuerda el mundo antes del Colapso. La superfície terrestre sigue inhabitable, pero bajo esta se alza una metrópolis subterránea llamada Antro. Un agujero oscuro y miserable, donde sus habitantes viven oprimidos y explotados por una corporación conocida como La Cúpula. ¿Te suena? Sí, es aquel lugar de mala muerte del que ya te hablamos.

Como te puedes imaginar, aparte de no valer más que tu grado de producción, en Antro tampoco puedes expresarte con libertad. Y, mucho menos, de manera artística. La censura es total.

El arte, la literatura y la música están absolutamente perseguidas por el gobierno de La Cúpula y su omnipresente líder: El Salvador. Como ves, tiene un ego considerable, pero por qué se llama así es otra historia. Lo importante es que debido a sus prohibiciones totalitarias la falta de entretenimiento es evidente. Y es precisamente el deseo de recuperarlo lo que te llevará (sí, sí, a ti) a revelarte contra el sistema. Aunque, de buen principio, esto no lo sepas o no quieras verlo, poco a poco una llama se irá despertando dentro de ti. Dentro de Nittch que, por si aún no lo sabes, ese es tu nombre. Sin embargo, tendrás
una gran aliada. Ella te acompañará en este recorrido por las entrañas de los distritos que integran Antro: la música.

UN PAQUETE QUE CAMBIARÁ TU HISTORIA

Ahora ya te puedes hacer una idea de lo dura que puede ser la vida en Antro, aunque jugarla desde el otro lado de la pantalla puede resultar bastante apetecible, ¿no te parece? Nittch (tú) es un nihilista desanimado con la vida que le ha tocado vivir. Ni lucha por cambiar el mundo, ni se manifiesta (ya hablaremos de sus traumas). La única forma que ha encontrado de revelarse es vistiendo distinto, leyendo libros prohibidos y, cómo no, escuchando música.

¡Vamos a por la acción! Nittch frecuenta el Bar Manolo, un garito clandestino regentado por su colega Manolito, quien le encomienda un trabajito de dudosa legalidad, a primera vista, insignificante: entregar un paquete a un destinatario desconocido. Es en ese preciso instante en el que Nittch emprende su largo viaje por los confines de Antro y que revolucionará los cimientos de La Cúpula.

A lo largo del camino, encontrará detractores del régimen que le ayudarán y se sumarán a la causa, aunque sus enemigos resistirán con toda su fuerza.

LA MÚSICA URBANA, LA MEJOR ALIADA

Como buen juego de ritmo que es, Antro fusiona música y jugabilidad en todas las facetas del juego. La música no solo transmite y acentúa las emociones, sino que apoya el hilo narrativo de la historia. Gracias a un popurrí de géneros ingeniosamente articulados, entre ellos Hip Hop, Drill, R & B y música electrónica, Nittch será capaz de identificar situaciones y actuar conforme a ellas. La música va a hacerte levantar del sillón (o detestarnos para siempre).

Los niveles del juego están divididos en áreas de exploración y áreas musicales. En las primeras, el jugador atraviesa los objetivos combinando la forma clásica de los juegos de plataformas con puzles y sigilo. Es en las áreas musicales, como Nittch, saltarás, golpearás y te deslizarás en sincronía con la música. Pero, aún hay más. ¡Agudiza bien el oído! Porque la música va acompañada de líricas con una gran carga narrativa.

Se dice que uno de los motivos por los que apenas hay juegos de ritmo de música urbana es por su estructura, ya que puede resultar repetitiva y lineal. También se dice que hay que estar loco para desarrollarlo, ya que es un género que no pega ni con cola en un videojuego. Sea Antro un juego innovador o no (probablemente, los de Gatera nos hayamos flipado un poco), lo que está claro es que podrás salir de dudas próximamente en PlayStation 😉

Se ha cerrado la sección de comentarios.

1 Comentario

  • Este juego es muy raro 😅 No sé si es del todo de mi tipo. Tendría que ver algo más de gameplay…