Diablo II: Resurrected | La creación de la experiencia de mando

0 0
Diablo II: Resurrected | La creación de la experiencia de mando

Resérvalo ya para obtener acceso anticipado a la beta, que ya está disponible en PS4 y PS5.

Después de más de dos décadas, el legado del Vagabundo Oscuro y la carga demoníaca que soporta están resurgiendo en los reinos de la humanidad. La resurrección de Blizzard Entertainment del aclamado juego de rol de acción que definió un género está a punto de llegar. Por primera vez, los jugadores de consola que reserven Diablo II: Resurrected podrán experimentar de primera mano la epopeya remasterizada de Diablo II con el Acceso Anticipado a la Beta Abierta, ya disponible en PS5 y PS4.

El legado de Diablo II continuará en nuevas plataformas más de 20 años después de su lanzamiento original en PC en el año 2000. Los nuevos jugadores y los veteranos podrán experimentar este icónico capítulo del Conflicto Eterno a través de las extraordinarias capacidades de las consolas PlayStation y el mando DualShock 4 en PS4 y el mando inalámbrico DualSense en PS5.

Llevar la clásica jugabilidad de teclado y ratón a un mando era un reto único. Para ilustrar el enfoque del equipo de Diablo II: Resurrected a la hora de adaptar la sensación y los controles a los mandos de PlayStation, invitamos al director de diseño Robert Gallerani a que compartiera sus ideas.


Cuando nos pusimos a diseñar el esquema de control del mando, dividimos el trabajo en un puñado de categorías. Cada una de ellas eran consideraciones fundamentales que queríamos tener en cuenta a la hora de llevar Diablo II: Resurrected a los jugadores de consola.

Con un teclado y un ratón, el jugador actúa como un “ojo en el cielo” que le dice a su personaje qué hacer y a donde ir, haciendo clic en cualquier sitio. ¿Realizas una habilidad a distancia sobre un monstruo? ¿Se acerca a un cofre y lo abre? ¿Abrir una puerta? Con el ratón, la entrada principal de los jugadores es un clic que transmite el objetivo o una habilidad o acción específica. A continuación, el juego guía al personaje hasta el lugar donde puede realizar la acción, encontrando un camino para ti.

En un mando, sin embargo, el jugador actúa más directamente como su avatar. Esto empieza a tener serias ramificaciones a muchos niveles, pero para nuestros jugadores, todo tiene que “funcionar”.

Mira la icónica cinemática de introducción, remasterizada en Diablo II: Resurrected

Ajustar el Movimiento

En un mando, el movimiento está ligado al stick analógico. Esto significa que es el jugador, y no el juego, quien dirige al personaje hacia dónde ir. Para conseguirlo, desactivamos el pathfinding del juego. Sin embargo, ahora los jugadores pueden viajar a lugares por los que el juego nunca te habría guiado antes. Por ejemplo, un jugador puede intentar chocar con una pared o moverse contra objetos que colisionan. Esto también facilita la evasión de los ataques de los adversarios.

Además de tener en cuenta hacia dónde vas, también tienes que determinar la velocidad a la que vas. Diablo II tiene un sistema de resistencia. Esto significa que hay dos modos de viajar: caminar y correr. Cuando tu resistencia se agota, ya no puedes correr. Teníamos que hacer que este sistema funcionara en paralelo con las expectativas de los jugadores de que cuando empujas un poco el stick analógico, te mueves una pequeña cantidad, y cuando lo empujas del todo, te mueves a toda velocidad. Intentamos que sólo la desviación del stick manejara la velocidad del jugador, pero esto hacía que fuera demasiado difícil “sólo caminar”. Caminar da a tu personaje mejores estadísticas en el juego, así que era importante que facilitáramos a los jugadores el control de esto. Al final nos decantamos por un interruptor, porque preservaba la decisión consciente de elegir caminar en lugar de correr. Esto era vital a la hora de recoger objetos, pero hablaremos de ello más adelante.

Encontrar los Objetivos

La siguiente gran diferencia al no tener ratón es probablemente la más obvia. No tienes cursor, tu medio para decirle al juego qué atacar. Sin embargo, con el stick del pulgar en el mando, siempre estamos escaneando el campo de juego con un gran cono, y priorizando los objetivos a muchos niveles -monstruos, objetos, objetos con los que puedes interactuar, otros jugadores, tu cadáver, etc.- y las prioridades se ajustan por clase. Así, por ejemplo, un nigromante tenderá a priorizar los cadáveres más que otras clases. Probamos a mostrar al jugador todas las opciones de orientación, pero se convirtió en una sobrecarga de información. Nos decidimos por mostrar al jugador su objetivo principal. Así, aunque no mostremos un cadáver resaltado, estamos seleccionando el más cercano en caso de que el jugador active una habilidad que requiera un cadáver.

Saquear con Facilidad

Lo único tan importante como matar monstruos en Diablo II es saquearlos una vez muertos. La forma en que los jugadores saquean con el teclado y el ratón suele ser manteniendo pulsada una tecla para ver la etiqueta de los objetos, y luego hacen clic en el nombre. Para algunos jugadores, mantener un botón en un mando puede ser incómodo, así que hemos eliminado la necesidad de mantener pulsado el botón de la etiqueta del objeto (aunque sigue estando presente). Cuando se utiliza el mando, los nombres de los objetos se muestran en función del tiempo y la distancia al jugador. Esto significa que, si un objeto está cerca del jugador, siempre se mostrará. Y cuando un objeto cae, su nombre permanecerá en pantalla durante un breve periodo de tiempo.

El siguiente reto era determinar cómo recogía el jugador el objeto. Con un mando, lo lógico era que el jugador se acercara al objeto. Esto resultaba bastante complicado cuando un monstruo explotaba en una piñata de botín, pero el jugador sólo quería ese objeto concreto. Así que, al final, añadimos la posibilidad de que los jugadores caminaran muy despacio y se detuvieran entre los distintos objetos del suelo para que pudieran saquear el objeto específico que quisieran, haciendo que la experiencia de saqueo en consola fuera mucho más accesible.

Desencadenando las Habilidades

Aquí sabíamos que teníamos que cumplir las expectativas de los jugadores de Diablo III. En el Diablo II original, el jugador tiene dos botones: el izquierdo y el derecho del ratón. Para acceder a cualquier otra habilidad, los jugadores utilizan teclas de acceso rápido para reasignar estos dos botones. Esta es una forma muy indirecta de utilizar las habilidades. Con un mando, cambiamos esto para no reasignar, sino para que los botones activen directamente las habilidades. Luego mostramos estas habilidades de forma muy similar a Diablo III, en una “bandeja” en la parte inferior de la pantalla. Sin embargo, dado que los jugadores pueden tener un número significativo de habilidades en un momento dado, permitimos que los jugadores mantengan pulsado el gatillo izquierdo para darles acceso a otras seis ranuras, dando así a los jugadores 12 ranuras para lanzar rápidamente cualquier habilidad.

Equilibrio del Clásico

Uno de los retos más frecuentes con el mando es que tenemos muchos menos botones que con el teclado, así que pasamos mucho tiempo sopesando las ventajas y desventajas de la asignación de botones y asegurándonos de que las habilidades más esenciales estén en los botones más fáciles de alcanzar. Basándonos en los comentarios de la Alfa Técnica (de los jugadores con mando de PC), creemos que hemos llevado la compatibilidad con el mando en una dirección sólida que esperamos satisfaga las expectativas de los jugadores. Todavía estamos puliendo los casos extremos, pero creemos que hemos logrado el equilibrio adecuado entre la sensación de modernidad y la preservación de las mecánicas clásicas.

–Robert Gallerani, Director de Diseño


Como ha señalado Robert, hemos recibido una gran cantidad de comentarios excelentes de los jugadores de PC que utilizaron los mandos durante la alfa técnica. Esa información nos ayudó a moldear, repetir y ajustar los controles del mando de forma que resulten cómodos para el jugador y emulen el auténtico viaje de jugar a Diablo II. No podemos esperar a presentar oportunidades para que los jugadores de PlayStation se sumerjan en Diablo II: Resucitado.

Además de conseguir el Acceso Anticipado a la Beta Abierta, que comienza el 13 de agosto a las 10 de la mañana PT, los jugadores que reserven Diablo II: Resucitado obtendrán el set de transmog de Herencia de Arreat para Diablo III (mostrado arriba), mientras que los que reserven la Colección Diablo Prime Evil obtendrán algunos objetos adicionales en el juego, incluyendo el cosmético Alas de Asimiento del Odio, Mascota de Mephisto.

Reúne a tus amigos. La próxima prueba de Acceso Anticipado* tendrá habilitado el modo multijugador, lo que permitirá que hasta ocho jugadores jueguen de forma cooperativa en el Acto I: El Ojo Invisible y el Acto II: El Secreto de los Vizjerei. Los jugadores podrán elegir entre cinco de las siete clases exclusivas de Diablo II: Amazona, Bárbaro, Druida, Paladín y Hechicera, cada una de las cuales cuenta con opciones de equipamiento y construcción altamente personalizables que los jugadores podrán explorar a lo largo de la prueba.

¿No puedes participar en el Acceso Anticipado? No te preocupes. El 20 de agosto, a las 19:00 horas, comenzará el fin de semana de la Beta Abierta*. Todos los jugadores de la comunidad PlayStation podrán descargar libremente la Beta Abierta de Diablo II: Resucitado y enfrentarse a los súbditos de los Infiernos Ardientes (el contenido jugable es el mismo que el del Acceso Anticipado).

Echa un vistazo a la cinemática remasterizada del Acto 2.

Realmente, no hay mejor momento para ser un fan de Diablo. Tanto si eres nuevo en este juego como si eres un viejo fan que ansía revivir este clásico atemporal, las puertas del infierno se han abierto para ti. Estamos encantados de compartir Diablo II: Resurrected con vosotros y esperamos que os unáis a nosotros en el Acceso Anticipado y en la Beta Abierta antes del lanzamiento el 23 de septiembre. Nos encantaría ver tus comentarios e impresiones sobre esta experiencia de juego antes de nuestro lanzamiento.

*No es necesario tener PlayStation Plus durante el Acceso Anticipado o la Beta Abierta, pero será necesario para acceder a las funciones multijugador en el lanzamiento en los sistemas PlayStation.