Tribes of Midgard: Bestias vikitásticas y cómo luchar con ellas

0 0
Tribes of Midgard: Bestias vikitásticas y cómo luchar con ellas

Una guía para ayudaros a sobrevivir y prosperar en Midgard.

¡Os damos la bienvenida al Ragnarök más brillante que se ha visto! Hoy hemos lanzado Tribes of Midgard y, aunque muchos de vosotros ya estáis dando caza a nuestro jefe final, Fenrir, hemos pensado que sería muy útil daros unos cuantos trucos y consejos rápidos. Además, también analizaremos a varios de los enemigos que os encontraréis a lo largo del viaje.

Un montón de criaturas poderosas intentarán impediros que detengáis el Ragnarök, pero primero… ¡Unos cuantos consejos sobre supervivencia en general!

Consejos de supervivencia

  • Antes de nada, ¡vamos a vestirnos, Einherjar! A pesar de que hay vikingos que luchan en ropa interior (es cierto, ¡buscadlo!), probablemente no sea la mejor manera de acabar con los Jötnar, con Fenrir y el resto de las criaturas de nuestro juego. Para empezar, haceos de inmediato con algún pedernal y unas cuantas ramas para fabricar un hacha para cortar madera y un pico para extraer piedra. Cuando hayáis conseguido varios recursos, ¡es hora de confeccionar ropa!
  • Midgard es un mundo recorrido por caminos que marcan el viaje de los vikingos del pasado. Si los utilizáis para desplazaros, os moveréis mucho más rápido. Esto es muy importante al inicio del juego y para cuando necesitéis encontrar a un Jötunn. Al parecer, los Jötnar también prefieren los caminos, así que casi siempre los podréis encontrar en ellos. 
  • En Tribes of Midgard, cada enemigo tiene su propio conjunto de ataques y habilidades. No os vamos a aburrir con todos porque hay muchos. Pero (y esto ayuda mucho al principio del juego), todos estos ataques especiales derribarán árboles, romperán piedras y dejarán los recursos ya preparados en el suelo, esperando a que los recojáis. Es como cuando usáis la fuerza vikinga para derribar un árbol, pero más a lo bestia.
  • A medida que exploréis Midgard, veréis notificaciones emergentes que os lo irán contando todo sobre los nuevos biomas y los entornos a los que os disponéis a entrar. Si veis un texto de color rojo, ¡será mejor que paréis! Este indicador significa que, probablemente, vuestro Einherjar no sea lo suficientemente fuerte como para derrotar a los enemigos que andan por allí (a ver, posible es…, ¡pero tardaréis un buen rato!). También podéis comprobar el nivel de poder en la ventana del inventario y combinar el equipo para empezar con buen pie y bien preparados. 
  • En la aldea residen varios artesanos que serán de mucha utilidad. No están ahí solo para fabricar hachas; también os ayudarán a ahuyentar a la invasión nocturna de los Helthing. Subidlos de nivel depositando las almas que habréis ido recogiendo y no solo tendréis acceso a un mejor equipo, sino que, cuando llegue el momento de enfrentarse a la oscuridad, serán luchadores más fuertes.

Ahora que tenéis lo esencial dominado, ¡vamos a por los malos! Aunque no podemos explicar cómo son todos y cada uno de los enemigos a los que os vais a enfrentar en Tribes of Midgard, queríamos analizar un par de ellos con los que deberíais tener cuidado.

Enemigos

Varúlfur

En el límite del Bosque brillante (Bright Forest), vagan unos guerreros lupinos que se dejaron llevar demasiado por el lado oscuro. Eran vikingos como tú y como yo (al menos mientras estemos jugando) hasta que bebieron unos elixires hechos a partir de unas plantas prohibidas que crecen en el campo. En serio, ¿a quién se le ocurre dejar esas cosas tiradas por ahí para que venga alguien y se ponga a hacer elixires?

  • Si los oís aullar, abrid bien los ojos y preparaos para agacharos y esquivar cualquier peligro. Los Varúlfur pueden saltar grandes distancias y abriros en canal en menos de lo que se tarda en decir “Odín”. Además de sus afiladas garras, aseguraos de estar listos para esquivar en cuanto se lancen a por vosotros si no queréis una bonita cicatriz de regalo.
  • Para eliminar a esas bolas de pelo, es recomendable llevar una buena armadura y mantener las distancias. Al acabar con los cachorritos, conseguiréis colmillos y piel de hombre lobo (Werewolf Fangs and Fur): un ingrediente básico con el que se puede hacer hilo (o unas alfombras maravillosas). Lo mejor es que eso se lo dejéis a Ásta, un pintoresco personaje que busca unos calcetines bien calentitos antes de que llegue el Fimbulwinter. Completad esta misión para obtener una recompensa (la mar de muy jugosa).

Linnorms

¡Serpientes! ¡¿Por qué tienen que ser serpientes?! Más vale que no os asusten los reptiles si entráis en la Tierra de los estanques (Land of Pools), porque los Linnorm, unas criaturas legendarias medio serpiente y medio dragón, os dejarán, ejem, escamados si os pillan desprevenidos. No solo han dominado el poder del trueno, sino que también pueden escupir una saliva electrificada desde lejos y paralizaros si no tenéis cuidado. Serpientes. Son repugnantes y peligrosas.

  • Además de tener cuidado con los rayos y los escupitajos, los Linnorms también son famosos por sus ataques con la cola. Para mantenerlos a raya, rodad hacia atrás cuando se preparen para lanzar el ataque con la cola y combinad estos movimientos con algunos hechizos. Recordad que, con ese ataque, pueden heriros tanto a vosotros como a vuestros enemigos… ¡Utilizadlo en vuestro provecho!
  • Si sois capaces de ganar sin caeros y ensuciaros, podréis conseguir una púa (Spike) de Linnorm. Son muy útiles para fabricar todo tipo de equipamiento del trueno, como la rara armadura Nornir. Si tenéis suerte, puede que consigáis una poción curativa mediana que os purifique tras las descargas del Linnorm.

Trölls

Aquí llegan las bestias azules. Aunque se llamen trols, no estamos hablando de las adorables criaturas que viven en una casitas con forma de seta. Al Trol azul de la Tierra de los estanques no le va a hacer ninguna gracia que entréis en su territorio y os golpeará con su garrote favorito. Estas enormes bestias son bastante lentas, pero pueden golpear a distancia, así que no las subestiméis.

  • Puede que los Trols azules os parezcan unos seres raros y torpes, pero no olvidéis que pueden hacer que cualquier Einherjar vea las estrellas con su garrote. Llevad armas oscuras (ya que son débiles contra ellas) y la runa que explota al morir: Reid el último (Last Laugh).
  • A pesar de su falta de agilidad, estas criaturas sueltan un elixir de velocidad al derrotarlas, así como huesos grandes, elixir de maná e incluso un núcleo antiguo. 

Doncella del escudo descongelado (Unfrozen Shield-Maiden)

Es fría como el hielo, pero la pobre dama solo quiere llegar a casa y acurrucarse bajo una manta calentita. Tras haberse visto atrapada en un terrible invierno en la Cumbre de los glaciares (Glacier Peaks), se le puso el pelo blanco y la piel azul, y su corazón se volvió malvado.

  • Estas gélidas guerreras viajan en grupo y os partirán en mil pedazos cual carámbanos si no lleváis la armadura adecuada. Sus poderosos lanzazos reducirán vuestros puntos de vida con rapidez, pero si lleváis un escudo capaz de bloquearlos, podréis subir la temperatura de la pelea.
  • Al acabar con ellas, conseguiréis un meollar (Spun Yarn): el material perfecto para crear la armadura salvaje… o para tejer un jersey. También puede que obtengáis un talismán descongelado (Unfrozen Talisman).

Sirelings

Los Sirelings son uno de los muchos enemigos que la diosa Hel enviará a vuestra aldea para robar la semilla de Yggdrasil, y no les importa tomarse su tiempo para acercarse. Esta “noble” clase de Helthing pega con fuerza y domina todo tipo de magia oscura.

  • Mientras hacéis retroceder rápido a los Helthings más pequeños que se acercan a la semilla, los Sirelings os atraerán desde lejos… ¡estéis preparados o no! Si consiguen atraeros y lanzan su ataque Drenaje (Basin Drain), perderéis algo más que las almas que llevéis encima.
  • Si tenéis un grupo grande, os recomendamos dividir y vencer: mientras que unos cuantos permanecen cerca de la semilla para frustrar cualquier intento de los Helthings, otros Einherjar pueden empezar a atacar a los Sirelings a medida que salen de la oscuridad y debilitarlos antes de que atraviesen las paredes de la aldea.
  • Cuando hayáis derrotado a un Sireling, buscad su corona, ya que se puede usar para confeccionar equipo de gran calidad, incluido el legendario arco oscuro Élivágar.

El gran lobo malo: ¡Fenrir!

Si sois capaces de vencer a estos monstruos, puede que estéis listos para un reto más difícil. ¡Tenemos buenas noticias! Con primer jefe de saga de Tribes of Midgard, Fenrir, sudaréis la gota gorda. Fenrir, hijo de Loki y Angrboða, es un lobo enorme y despiadado al que hubo que encadenar para impedir que destruyera el mundo. No nos preguntéis cómo han hecho un dios y un Jötunn para concebir un lobo: somos desarrolladores, no biólogos.

  • Se supone que las indestructibles cadenas de Gleipnir deberían haber contenido a Fenrir para toda la eternidad, pero, claro, no habría pelea si todavía siguiera encadenado. No contéis con que este lobo os dé tiempo a orientaros cuando entréis en su guarida y en sus dominios. Fenrir no tardará en cargar contra cualquier intruso y os hará gritar de miedo con una lluvia de rocas sobre vuestras cabezas. Seguramente no hace falta decir esto, pero procurad esquivarlas.
  • No queremos destriparos la batalla contra el jefe final, pero os damos un consejo: poneos vuestro mejor equipo. Y llevad pociones curativas. Muchas pociones curativas. Creednos, las vais a necesitar.

Tribes of Midgard ya está disponible para PlayStation 4 y PlayStation 5. Detened a Fenrir antes de que llegue el Fimbulwinter. ¡Confiamos en vosotros, valientes Einherjar!

¡El Valhalla puede esperar!