La música de Horizon Forbidden West: conoce a los compositores

2 0
La música de Horizon Forbidden West: conoce a los compositores

Tres caras familiares y un recién llegado hablan de su experiencia como compositores del mundo de Aloy.

La semana pasada, por fin pudimos echar un primer vistazo a lo que nos espera (a nosotros y a Aloy) en Horizon Forbidden West. Guerrilla nos tentó con nuevas mecánicas de juego que habrá que dominar, máquinas a las que tendremos que vencer y ubicaciones que explorar. Y para acompañar este espectáculo visual, se nos presentó una parte de la hechizante banda sonora del juego, que nos dejó con ganas de más. Hoy hablaremos sobre ella.

La demo del State of Play nos permitió sumergirnos en los cuatro temas que se han lanzado en los servicios de streaming (se pueden reproducir a través de Spotify más abajo). Ahora conoceremos a los compositores que están detrás de la música de Horizon Forbidden West. Joris de Man, Niels van der Leest y el dúo de compositores The Flight regresan a Horizon, y Oleksa Lozowchuk les acompaña en esta secuela.

Junto al supervisor musical de Guerrilla, Lucas Van Tol, los compositores serán el tema central en esta charla, que podéis ver al completo a continuación. En esta conversación dividida en dos partes, los músicos nos trazan la creación del paisaje sonoro de la franquicia, desde los conceptos iniciales de Horizon Zero Dawn en 2017 hasta cómo se definió el sonido de la nueva aventura —y nueva frontera— de Aloy en Horizon Forbidden West.

Reunión de la banda 

Las primeras consideraciones sobre la música de la secuela surgieron “desde el momento en que supimos que habría una”, bromea Van Tol.

El supervisor musical de Guerrilla no solo ha definido de qué aspectos de la música de Horizon Forbidden West se encargaría cada uno de los cuatro compositores, sino que, además, se ha encargado de seguir todo el proceso de cerca. Crear el paisaje musical del mundo abierto de la secuela —que abarca pero no solo se limita a las tribus, personajes, enemigos, ubicaciones y pistas— y desarrollarlo era evidentemente una tarea hercúlea. Era lógico dividirla. Van Tol ejerció de jefe de pista y director de orquesta, y dio instrucciones y guio al equipo durante la producción. También quería un enfoque distinto en la banda sonora del juego. “En Horizon Zero Dawn, inicialmente, nos centramos en las ubicaciones”, explica. “Esta vez, hemos querido seguir la historia más de cerca y crear una experiencia más fluida y emotiva, no solo durante las escenas cinemáticas”.

La anterior colaboración le ayudó a decidir la mejor estrategia. Alexis Smith, miembro de The Flight, señala que Van Tol ha adquirido un gran conocimiento sobre los puntos fuertes y los sonidos de cada compositor: “Suele tener buen ojo con las partes que quiere que compongamos”. Joris de Man ha trabajado en las señales emotivas “que no estaban específicamente conectadas a ninguna zona”, mientras que, como en el juego original, Niels van der Leest se ha encargado de la música de percusión para eventos específicos como la caza o la música de cada región tribal del juego. Hubo algunas excepciones: los arcos argumentales de los personajes, incluidas las cinemáticas y las misiones, se asignaron por entero a un único compositor, para asegurar la continuidad temática.

El área de trabajo de Oleksa Lozowchuk era mucho más extensa, al cubrir música “de todo tipo”. “Esto me ha ayudado a desarrollar una mejor percepción de cómo los distintos tipos de música se entrelazan entre sí, de cómo entran y salen del arco argumental del juego”. Sin lugar a dudas, ha tenido oído para este mundo desde el principio. Lozowchuk, un veterano de la industria que estuvo trabajando en Capcom Vancouver durante siete años, se unió al equipo de compositores tras impresionarlo con sus piezas musicales.

Ha estado supervisando el trabajo de cada compositor periódicamente para asegurar la cohesión. Al igual que para el resto, al estar ubicados en distintos países del mundo, las llamadas de grupo y el almacenamiento compartido en la nube han sido las maneras más rápidas para estar en contacto. De esta forma pudieron resolver sus dudas, y durante el encierro obligatorio debido a la COVID, fue una forma de estar en contacto con los compañeros de trabajo (“Nos llevamos el equipo a casa y seguimos trabajando desde allí”, recuerda Alexis). Compartir archivos también ha conducido a colaboraciones inesperadas. “The Flight acabaron reutilizando y mezclando mis recursos vocales de una de las piezas corales en 9 partes que escribí para una de las tribus del juego”, recuerda Oleksa. “La usaron a su manera para dar vida a otra escena en un contexto de juego completamente distinto”.

Conoce a los músicos detrás de Horizon Forbidden West. De izquierda a derecha: el dúo de compositores The Flight (Alexis Smith, Joe Henson), el líder de Guerrilla Audio, Bastian Seelbach, el supervisor musical de Guerrilla, Lucas Van Tol, y los compositores Oleksa Lozowchuk, Niels van der Leest y Joris de Man.

Temáticas familiares

Como los demás, lo primero que hizo Lozowchuk fue regresar a la banda sonora original para meterse en la ambientación del mundo de Aloy. The Flight subió las sesiones de grabación originales para recordar el proceso, mientras que Joris de Man revisó sus propias composiciones para “descubrir qué es lo que hizo que esas piezas funcionaran”.

Mientras, los demás bromeaban con que volveríamos a escuchar los temas del original. Aloy’s Theme es un ejemplo, “aunque adaptado al juego nuevo”, confirma De Man. Con un tema que captaba cómo aumentaba la confianza de Aloy durante el transcurso del primer juego, me pregunté qué podía hacer para que evolucionara sin perder su esencia. “Probablemente este sea uno de los aspectos más interesantes de [esta secuela], en mi opinión”, responde.

Los otros tres compositores que repetían estaban deseando encontrar nuevo contenido que sumar al mundo cuyo ADN musical habían definido. “Éramos conscientes de que estábamos en un nuevo territorio sonoro, en el que no se podía reciclar material del juego anterior”, confiesa Joris de Man sobre el desafío que tenían delante.

Recurrieron al mundo real y a Aloy como fuente de inspiración. “Tienes que estudiar el trasfondo de la parte del mundo de Horizon Forbidden West en la que estás trabajando”, relata Van der Leest sobre el proceso de creación. “Intentas encontrar similitudes con nuestra propia historia (musical) y destilar su esencia para crear algo nuevo”. Oleksa cree que el equipo ha sabido encontrar el equilibrio a la hora de combinar la música anterior y las nuevas partituras. “No quieres crear algo que desconcierte a los amantes del primer juego, lo que quieres es darles mucho que explorar y descubrir en esta secuela”.

Horizon Forbidden West

En busca de un nuevo sonido

Les pregunto si había algo prohibido o que no encajara con la paleta sonora del juego. Una vez más, todos señalan a Lucas Van Tol como responsable de llevar todo por la dirección correcta. “Le enviábamos fragmentos y nos daba recomendaciones como: ‘No uses este instrumento, está asociado con esta otra tribu’.”, nos detalla Joris de Man. “O decía que usáramos cierta textura o escucháramos lo que había hecho uno de los compositores para captar el ambiente de una zona”.

El compositor nos lo explica con más detalle. “La clave era dar con sonidos y texturas orgánicos, que encajasen con la estética del mundo de Horizon Forbidden West, al mismo tiempo que mejoraran el sonido en el que se basaba Horizon Zero Dawn. Esto significa que hay mucho más trabajo del sintetizador y texturas sintéticas para complementar los tonos orgánicos que en el juego anterior”. Según Van der Leest, siempre tuvimos en mente a nuestra protagonista. “Para mí, la clave siempre ha sido ver el mundo a través de los ojos de Aloy. Una vez más, se embarca en una difícil tarea que influye en su manera de ver el mundo que la rodea”.

Al mencionar el tema, surge un hecho curioso: además de investigar sobre instrumentos poco conocidos y ver cuáles encajarían mejor con cada tribu, Niels van der Leest pudo sumergirse aún más en el mundo de Aloy al construir el suyo propio. “La gente de ese mundo no tiene ningún recuerdo de nuestra sociedad”, explica. “En ese sentido, han creado sus instrumentos desde cero, y en muchos casos no se parecen a nada de nuestro mundo”.

Van der Leest se toma un día de descanso de su trabajo en el estudio con el teclado para poder empezar desde cero antes de investigar una nueva región. The Flight forra su espacio de trabajo con imágenes de la temática en cuestión para inspirarse mientras experimentan. Oleksa echa un vistazo a una extensa lista de instrumentos, entre los que se incluyen algunos de origen orgánico, percusión indígena y recursos sintéticos para construir su fragmento del mundo. Tengo que buscar en Google después muchos de los que me nombra. “Intento escuchar el flujo de energía que recorre todas las melodías, armonías y texturas en distintos niveles de escucha, para asegurarme de que siguen captando mi atención hasta que llego al punto de saturación. Cuando ya he escuchado bastante, avanzo a otra cosa”.

Horizon Forbidden West

Una banda sonora sin igual

“Uno de los logros del equipo de compositores de Horizon Zero Dawn del que me siento orgulloso es que la música parece encajar de forma natural: la gente la escucha y piensa que es así cómo supuestamente debe sonar, la sienten como una parte natural del mundo de Horizon”, relata Joris de Man sobre su éxito a la hora de crear un sonido totalmente único en 2017. Van der Leest opina lo mismo. “Es una de las partes más emocionantes de crear música. Crear un sonido que suene familiar, pero que no sepas por qué. Seguramente reconozcas algún instrumento, pero la combinación con otros instrumentos más extraños y los efectos sintéticos lo hacen sonar de una forma completamente nueva”.

Durante el debate, se mencionó que para el juego original, la intención fue crear una banda sonora que no se pareciera a nada que hubiesen oído antes los jugadores. Los compositores tuvieron esto también en cuenta para la secuela. “El mismo estilo, pero distinto”, dice Alexis de manera enigmática sobre la continuidad entre el original y este último trabajo. Oleksa llama al resultado “alquimia sonora”. “En este proyecto, creé sonidos no humanos con voces humanas y logré que instrumentos acústicos se aproximaran a la voz y al fraseo humanos”. Para todos ha sido una experiencia vigorizante poder regresar a este mundo y desarrollar su paisaje sonoro. Niels van der Leest lo resume así: “Horizon Forbidden West es un proyecto especial que te desafía a pensar de forma diferente todo el tiempo. Crear la música para este juego ha sido una experiencia única”.

Se ha cerrado la sección de comentarios.

2 Comentarios