Conoce el mundo de Windfolk

0 0
Conoce el mundo de Windfolk

Id preparando vuestro jetpack. ¡El cielo es solo el principio!

Windfolk se desarrolla en Eurian, un mundo compuesto de islas flotantes. ¿Y por qué flotan, os preguntaréis? Pues lo hacen gracias a un mineral místico llamado trydian, que, por cierto, tiene gran influencia en su tecnología.

Pero empecemos por el principio. ¿De dónde salen las islas flotantes? Esto, y muchas otras cosas más, lo podréis ver en los coleccionables del juego, pero os lo traemos hoy a PlayStation Talents para ir abriendo boca.

Al principio, había una sola Tierra y un solo Agua.

El reino del dios de la Tierra era enorme, salvaje y lleno de color. El del dios del Agua, en cambio, era profundo, pasional y oscuro. Ambos dioses, contrarios en esencia, querían conquistar el reino del otro, y sus luchas desataban tales tormentas y terremotos que creaban infinitas islas e infinitos mares: sus descendientes.

Uno de estos hijos era la diosa del Viento, Än. Ella, apenada por cómo peleaban sus padres, se interpuso entre ellos provocando un tremendo choque. De su deseo de paz nació el Trydian, el Hijo del Viento, que levantó la Tierra hacia el cielo y la separó del Agua.

Sin embargo, Tierra y Agua no podían vivir el uno sin el otro. Es por eso que el Trydian permitió que el agua se estirase hacia la tierra, para poder alimentarla y así, evolucionar juntos. Este es el mito de la creación. Ahora bien, ¿cómo afecta todo esto a Windfolk? Pues a lo largo del juego veréis a Esen volando en diferentes escenarios, algunos muy diferentes entre sí. El mapa de Eurian no es circular, como sería el de nuestro mundo, sino que se compone de capas superpuestas como los
estratos de la tierra. De ahí que cada «capa» reciba el nombre de estrato.

¿Que hay en Eurian?

  • Estrato 4: El más alto y más desconocido. No encontraréis allí demasiada gente, pero sí montañas interminables, la posibilidad de una hipotermia y bestias salvajes que acechan en la nieve. Por suerte para Esen, no sale en el juego.
  • Estrato 3: No os preocupéis, aquí sube la temperatura y nos libramos de las bestias… para encontrarnos con algo no mucho mejor. Este es el lugar donde la Coalición hace de las suyas, y donde se sitúa su capital, Aeria, una gran ciudad de metal que parece una isla artificial… aunque no lo es. Pero no todo iba a ser malo, en este estrato hay muchas otras islas, como podréis ver en algunos niveles. De hecho, os confesamos un secreto: ¡en una de ellas nació nuestra protagonista!
  • Estrato 2: La temperatura y la humedad siguen subiendo, y esa es la razón por la que este estrato está plagado de plantas… Bueno, casi plagado.. Y es que aquí está Thabar y su famoso desierto del Mar de Cristal, el cual tiene bastante importancia en Windfolk. En este estrato también tenemos la Región de Safira, llena de ruinas Surië que veremos durante los primeros niveles. ¡Ah! Aquí está la base secreta de la Resistencia, pero no os podemos decir su localización exacta porque, bueno, es secreta. Y cuando juguéis a lo mejor os preguntáis por qué en este estrato hay mar bajo las islas… Pues muy sencillo, se trata de otra isla flotante, pero de proporciones tan gigantescas que alberga un mar en sí mismo.
  • Estrato 1: Los inconscientes que se han atrevido a acercarse aquí dicen que parece un mar de nubes en calma, pero por debajo hay islas que escupen fuego y lava candente. ¿Qué os parece? ¿Tenéis ganas de volar por Eurian? Dadle caña a vuestro jetpack y recordad: ¡El cielo es sólo el principio!

¿Qué os parece? ¿Tenéis ganas de volar por Eurian? Dadle caña a vuestro jetpack y recordad: ¡El cielo es sólo el principio!