Curse of the Dead Gods: 7 consejos para este juego “roguelike” de caza de monstruos

0 0
Curse of the Dead Gods: 7 consejos para este juego “roguelike” de caza de monstruos

Sobrevivid a la corrupción del oscuro templo repleto de trampas con esta guía esencial.

¡Hola, exploradores! ¡En Passtech Games estamos entusiasmados con el lanzamiento de Curse of the Dead Gods en PlayStation 4! Sabemos que nuestro juego “roguelike” de caza de monstruos lleno de trampas y corrupción del alma puede ser todo un reto, así que os hemos resumido siete consejos esenciales para ayudaros a dar vuestros primeros pasos en la retorcida oscuridad del templo.

Buscad la luz

Las paredes del templo se retuercen bajo las sombras que proyecta vuestra fiel antorcha. La mayoría de zonas que atravesaréis en Curse of the Dead Gods están llenas de grupos de enemigos y trampas que se esconden en la oscuridad, así que aseguraos de buscar la luz o de crear la vuestra propia prendiendo fuego a los braseros, las telarañas o incluso a los enemigos antes de equiparos con las armas para luchar. Recordad: si lucháis en la oscuridad, recibiréis más daño en cada ataque. El icono que hay en el centro de la parte inferior de la pantalla indica si estáis luchando en la luz o en la oscuridad.

Explorad vuestro entorno

La exploración es la clave del éxito en una partida de Curse, a pesar de los muchos peligros que os acecharán en las sombras. Explorad por todas partes y mantened los ojos bien abiertos en busca de habitaciones secretas para conseguir la mayor cantidad posible de oro, armas y reliquias místicas. La recompensa siempre hace que valga la pena el riesgo.

Jugad con las trampas

Las trampas pueden ser mortales, pero también para los enemigos. Explorad vuestros alrededores para descubrir qué tenéis a vuestra disposición y luego empujad a las criaturas a los pinchos o a los regueros de veneno, atraedlas hacia una estatua escupefuego o, en general, encontrad la manera de aprovechar el entorno. Hay mil maneras de ser creativo en combate.

Manage your stamina

Si habéis jugado a muchos juegos de acción y RPG, estaréis familiarizados con la mecánica de la resistencia. La resistencia se representa mediante unos puntitos blancos bajo vuestro personaje, y su gestión es vital para mantenerse con vida. La resistencia disminuye al realizar remates de combo, ataques a distancia y a dos manos, y al esquivar. Si no equilibráis ataque y defensa para mantener una reserva de resistencia, puede que no seáis capaces de evitar el daño en un momento crucial. Sortear un ataque en el momento preciso restaura un punto de resistencia. Además, escondidas por el templo encontraréis armas y reliquias capaces de aumentarla.

Practicad los bloqueos

El bloqueo es una herramienta de ataque efectiva en extremo para aquellos capaces de dominarla. Tocad el botón de bloqueo cuando un enemigo ataque para desviar dicho ataque, desequilibrarlo o debilitar sus defensas. Funciona también con los ataques de proyectiles, no cuesta resistencia y, si se realiza con éxito, puede restaurar hasta 2 puntos de resistencia. La sincronización puede resultar complicada, así que practicad con enemigos cuyos patrones de ataque os sean conocidos o equipaos con un escudo para aumentar el intervalo en el que el bloqueo puede tener éxito.

Gestionad la corrupción

Antes de que el templo se cobre vuestra vida, podría cobrarse vuestra alma. La barra morada de maldición de la esquina inferior derecha de la pantalla indica la corrupción. Vuestra alma se corrompe al recibir daño de ciertos ataques, al ofrecer sangre en un altar en lugar de oro para recibir bonificaciones o al entrar en una habitación nueva. Si alcanzáis el nivel 100 de corrupción, sufriréis una maldición aleatoria. Muchas maldiciones son una espada de doble filo y dan un giro a algunas de las mecánicas de juego. Por ejemplo: una maldición hace que los enemigos exploten al morir, lo que os obliga a tener más cuidado, pero también os puede ser útil para provocar una reacción en cadena entre los enemigos. En vuestras manos está el decidir si vuestra ansia de poder se convierte en vuestra perdición o vuestra salvación. Cuanto más os corrompáis, más poderosas serán las armas y reliquias malditas que encontraréis…, pero si acumuláis cinco maldiciones, vuestra vida comenzará a disminuir poco a poco. Podéis eliminar una maldición derrotando a un campeón, pero puede que solo estéis retrasando lo inevitable…

Desbloquead bendiciones y armas

Si morís en Curse of the Dead Gods, perderéis todas las armas, reliquias y oro que llevaseis encima. Por suerte, mantendréis tesoros como los anillos de jade o las calaveras de cristal que hayáis recogido durante la partida. Las calaveras de cristal se pueden intercambiar por poderosas bendiciones permanentes que proporcionan bonificaciones y efectos muy útiles. Os permiten crear vuestra propia configuración, con sinergias geniales, así que aseguraos de experimentar para descubrir las combinaciones más poderosas. Los anillos de jade se usan para desbloquear armas nuevas que podréis encontrar mientras exploráis el templo. Buscad cofres de tesoro en todos los rincones oscuros para encontrar estas nuevas armas.

¡Esperamos que estos consejos os sean de ayuda, exploradores! Creemos que ya estáis listos para enfrentaros a las profundidades del templo, así que agarrad la antorcha y el arma, y ¡adelante! Los dioses os esperan…

Unirse a la conversación

Añadir un comentario

¡Pero no seas idiota!

Please be kind, considerate, and constructive. For other topics, head to our Forums.

Leave a Reply