La Colección arcade de Blizzard llega hoy a PlayStation Store

2 0
La Colección arcade de Blizzard llega hoy a PlayStation Store

The Lost Vikings, Rock N Roll Racing y Blackthorne hacen su debut en PS4 y PS5 en un nuevo paquete presentado en BlizzConline.

A principios de los 90, las cosas eran más sencillas. Internet estaba en pañales. Los teléfonos solo hacían llamadas. ‘Gráficos revolucionarios’ significaba ‘256 colores’. Y por aquel entonces, una pequeña empresa llamada Silicon & Synapse nació con la sencilla idea de crear el tipo de juegos que a los miembros de la empresa les gustaba jugar.

Siguiendo esa máxima, ese reducido grupo de desarrolladores se dedicó a crear, en pocos años, una serie de títulos que deleitaron a jugadores y crítica por igual. Esos juegos fueron The Lost Vikings, Rock N Roll Racing y Blackthorne.

Ahora somos Blizzard Entertainment y, con motivo de nuestro 30.o aniversario, volvemos a publicar estos tres juegos para PlayStation4 y PlayStation5 mediante retrocompatibilidad, actualizados con ventajas de la era moderna, como rebobinar y guardar la partida, que no existían en los viejos tiempos.

Hemos llamado a este épico paquete Colección arcade de Blizzard, y ya la compres a través de PlayStationStore por si sola o como parte de la Colección de Celebración por los 30 Años de Blizzard (que incluye diversos e interesantes artículos de juego para Overwatch y Diablo III), podrás revivir los inicios de los diseños coloridos, las mecánicas excelentes y el humor irónico que acabarían convirtiéndose en nuestro estilo de desarrollo definitorio, presente en universos de juego como Warcraft, Diablo y StarCraft,¡entre otros!

¿Y qué clásicos son esos?

En The Lost Vikings, encarnarás (en solitario o con uno o dos amigos) a Erik el Veloz, Olaf el Robusto y Baelog el Fiero, tres intrépidos vikingos que combinan sus habilidades únicas (¿os suena, jugadores de Overwatch?) para resolver cientos de rompecabezas, escapar de su captor (el malvado Tomator), derrotar enemigos y realizar el traicionero viaje de vuelta a casa.

The Lost Vikings, publicado originalmente en 1993, subraya el creativo trabajo en equipo basado en habilidades que acabaría haciendo acto de presencia no solo en Overwatch, sino en el enfoque general de Blizzard para el diseño de mecánicas multijugador cooperativas, ahora presente en títulos como Heroes of the Storm(obviamente, pues incorpora a los Lost Vikings como héroes jugables), World of Warcraft, Diablo III y muchos otros.

Rock N Roll Racing, también estrenado en 1993, te pone al volante (por tu cuenta o con hasta tres amigos) de una hiperbólica experiencia de carreras de demolición. Cada jugador tendrá que elegir un piloto con habilidades únicas y uno de los múltiples vehículos personalizables, equipados con un arsenal mejorable diseñado para ayudarlos a superar y destruir (literalmente) a sus competidores a lo largo de una serie de circuitos plagados de trampas. Todo ello al ritmo de una épica banda sonora de rock y metal.

Con su escandaloso comentarista (el único e inimitable Larry ‘Supermouth’ Huffman, que ha vuelto a aportar su voz en esta versión) y su estilo gladiatorio de acción de carreras, Rock N Roll Racing marca un desvergonzado regreso a una era pasada de los videojuegos tan entretenida y relevante hoy como hace casi 30 años, aunque solo sea por tratarse del primer juego de Blizzard en el que aparece un orco, una de las principales razas del posterior universo Warcraft (¡ahí van 5 puntos para el concurso de preguntas!).

Blackthorne se centra en la historia de Kyle ‘Blackthorne’ Vlaros, un letal comando dotado de fuerza bruta, astucia animal, una gloriosa melena y un pasado misterioso, sin olvidar su escopeta, que se va haciendo cada vez más potente. En la piel del epónimo protagonista, deberás luchar por cumplir tu destino, abriéndote camino (y esquivando ataques) a través de un futurista mundo alienígena en 2D asediado por monstruos mutantes y hordas de góblins en un titánico esfuerzo por liberar a sus habitantes.

Tras su lanzamiento original en septiembre de 1994, Blackthorne recibió alabanzas por su tono sombrío, sus gráficos detallados, su acción fluida y sus mecánicas sofisticadas, incluida la habilidad de ‘disparar sin mirar’ del héroe para acabar con los enemigos a su espalda. Blackthorne recibiría una edición en PC unos meses más tarde, lo que técnicamente lo convertiría en el primer juego de Blizzard para ordenador (Blizzard se establecería oficialmente como sello editor en noviembre de 1994 con el lanzamiento de Warcraft: Orcs & Humans).

¿Ediciones originales y ediciones definitivas? Cuéntame más. . .

Los tres juegos de la Colección arcade de Blizzard vienen en sus ediciones originales y, además, en versiones definitivas mejoradas. Las capacidades de reasignar los botones y rebobinar la partida hasta 10 segundos estarán disponibles en ambas ediciones de cada juego. Cada versión, a excepción de la edición definitiva de Rock N Roll Racing, incluye también la capacidad de guardar el progreso en cualquier momento.

Una característica destacada de las ediciones originales de The Lost Vikings y Blackthorne es el ‘modo espectador’, que te permite ver una partida del juego y tomar el control cuando quieras.

Aparte de eso, las ediciones definitivas de cada juego amplían la experiencia aún más. La edición definitiva de The Lost Vikings combina lo mejor de las diferentes versiones originales para consolas del juego, aunando la experiencia audiovisual superior de la primera versión con los niveles y las cinemáticas adicionales, así como la opción de jugar en cooperativo local con otros dos jugadores que se añadió en iteraciones posteriores.

La edición definitiva de Rock N Roll Racing añade efectos medioambientales, como lluvia y nieve, y permite hasta a cuatro jugadores competir en multijugador local, a diferencia de las partidas limitadas a dos de la edición original. También amplía el recuento de circuitos hasta las 384 variantes, admite la resolución en 16:9 y añade grabaciones reales de canciones de la banda sonora clásica del juego, así como nuevos temas y nuevos clips de audio de ‘Loudmouth Larry’ con los que acompañar las carreras.

La versión definitiva de Blackthorne incluye una nueva área que explorar (solo disponible hasta ahora en la versión de 32 bits) y un mapa con ‘niebla de guerra’ que se irá disipando a medida que el jugador vaya explorando cada nivel.

Para completar el pack, la Colección arcade de Blizzard incluye un museo digital con todo tipo de material adicional, como imágenes conceptuales, elementos de desarrollo, contenido no utilizado, trasfondo y entrevistas con desarrolladores.

La nostalgia perfeccionada

Ya seas fan de Blizzard desde sus inicios o simplemente busques un poco de diversión rápida, la Colección arcade de Blizzard te ofrece tres clásicos noventeros de consolas únicos y variados que estaban pidiendo a gritos un look renovado.

Hazte ya con el juego a través de PlayStationStore o, si juegas a Overwatch o Diablo III en PlayStation, echa un ojo a la Colección de Celebración por los 30 Años de Blizzard, que suma a la Colección arcade de Blizzard diversos artículos de juego para ambos títulos: una mascota, un conjunto de transmutación y unas alas para Diablo III, y un aspecto legendario para Reinhardt, un espray y un icono conmemorativos y cajas de botín clásicas y doradas para Overwatch.

Elijas el camino al pasado que elijas, ¡seguro que te encantará lo que encuentres al llegar!

Unirse a la conversación

Añadir un comentario

¡Pero no seas idiota!

Please be kind, considerate, and constructive. For other topics, head to our Forums.

2 Comentarios

  • Vaya recuerdotes del Rock N Roll Racing, menudas horas le metí a este título en mi SNES y ahora disfrutarlo en PS4 y PS5 pues hace que me salte la lagrimilla del recuerdo, a mis 39 años que tengo, puedo ahora puedo volver a disfrutarlo con mis hijos y hace ver que no solo de graficos va la cosa, antes y ahora hay titulos que aun te pueden dar horas y horas de diversion con los gráficos de hace generaciones.

    • Muy cierto. Juegos de antaño hacen recordar los grandes momentos con los que pudimos disfrutar. Me siento muy afortunado poder haber disfrutado de estas joyas, y que los gráficos espectaculares no son necesarios cuando un juego transmite por igual jugabilidad y diversión.

Leave a Reply