Killing Floor 2: El largo viaje hacia el Puesto Hellmark

0 0
Killing Floor 2: El largo viaje hacia el Puesto Hellmark

Un análisis exclusivo del nuevo mapa para el juego de disparos en primera persona que llega el 29 de septiembre.

Las actualizaciones de temporada dentro de Killing Floor 2 son parte fundamental del juego desde su lanzamiento y, dado su trasfondo de terror, Halloween siempre ha sido una de nuestras épocas favoritas. Tras los terrores oníricos de Pesadilla en 2017, la festiva celebración de iconos del terror del pasado en Baile de monstruos de 2018 y las mentes espeluznantes del Manicomio de Ashwood en 2019, sabíamos que este 2020 teníamos que llevar a los jugadores a un lugar nuevo que comulgase con el espíritu de Halloween.

La idea para Puesto Hellmark surgió por la fuerte conexión de Killing Floor con Londres y las películas de miedo. El Londres occidental del primer Killing Floor fue uno de los mapas más icónicos del juego, así que sabíamos que esta era una gran oportunidad para que el jugador pudiese regresar a ese entorno, pero una remasterización del mapa original no nos pareció suficiente y decidimos mostrar un lugar completamente nuevo. Durante nuestra investigación, nos topamos con la emblemática estación de King’s Cross y nos impresionó mucho el techo de la entrada, con su entramado de cristal y los grandes arcos del andén. Nos pareció algo extraordinario que proporcionaría al jugador un espacio único para explorar.

Como muchos de los que formamos el equipo somos fans del ocultismo, finalmente decidimos basarnos en la idea del infierno y comenzamos a estudiar el diseño del mapa y su localización, ya que, desde un principio, teníamos claro que el mapa estaría inspirado en un lugar real que enlazase con el mundo exterior y diese a los jugadores una conexión con su diseño y disposición. Queríamos que pareciese que el lugar estaba comenzando a desmoronarse. Al incorporar formas orgánicas, obeliscos de piedra y lava, aportamos nuevos elementos al entorno y encontramos una manera divertida de mezclar las dos temáticas.

En un principio, mientras pensábamos en cómo se relacionaría la historia del mapa con el universo de Killing Floor, nos planteamos conectarla con eventos previos y personajes de otros mapas, pero, al final, nos dimos cuenta de que los elementos fantásticos presentes en este marco infernal no serían fáciles de incorporar al canon oficial; especialmente si no teníamos pensado desarrollar estas tramas en futuras actualizaciones. Para todos los fanáticos de la historia, la narrativa interna y oculta por la que nos decantamos se centra en el Patriarca luchando contra los invasores demoníacos que han aparecido en Londres repentinamente y que se convierten en un obstáculo en el incansable empeño del Patriarca por alcanzar la dominación mundial. Esta historia subyacente es la razón por la que escogimos al Patriarca para ser el comerciante del mapa.

Cuando comenzamos a dar cuerpo al diseño de Hellmark, decidimos añadir algunos elementos de juego únicos que pudieran vincularse con los objetivos de temporada, proporcionar una capa estratégica más profunda y aportar algo más de variedad a la experiencia estándar de Killing Floor 2. Para conseguirlo, desarrollamos la idea de un «pacto con el diablo», con los tres obeliscos que se pueden encontrar en el mapa y que otorgan un gran riesgo o una gran recompensa. Al interactuar con los obeliscos, los jugadores podrán intercambiar parte de su salud y la habilidad de curarse (temporalmente) por un aumento momentáneo de daño causado y de velocidad, y así crear la fantasía de poder, tan típica de Killing Floor 2, de despachar a los Zeds eficiente y despiadadamente. Hemos descubierto que los obeliscos estimulan el estilo de lucha frenético, y a nosotros nos encanta el frenesí.

También hemos añadido numerosos portales infernales por todo el mapa tanto para dar contexto sobre cómo fueron capaces de entrar a la estación los invasores, como para facilitar muchas oportunidades de controlar el combate. Si estudiáis las posiciones con atención, podréis anticipar dónde aparecerán los Zeds y establecer ubicaciones defensivas sólidas. Tras diseñar y construir el núcleo de la estructura del mapa, pasamos una cantidad de tiempo considerable probándolo, poniéndolo a punto y refinándolo hasta dejarlo en plena forma para ser presentado ante las masas.

Esperamos que os haya gustado este breve vistazo al desarrollo del mapa Puesto Hellmark y que os divirtáis jugando en él tanto como nosotros hemos disfrutado creándolo. El mapa Puesto Hellmark es una parte gratuita de la actualización Insurrección Infernal, que estará disponible el 29 de septiembre de 2020 para Killing Floor 2 en PS4.