Las aventuras como barista en el mundo ciberpunk de VA-11 Hall-A sale hoy para PS4

0 0
Las aventuras como barista en el mundo ciberpunk de VA-11 Hall-A sale hoy para PS4

Las aventuras como barista en el mundo ciberpunk de VA-11 Hall-A sale hoy para PS4.

Pues sí, es real. VA-11 Hall-A: Cyberpunk Bartender Action, esa cosita que hicimos para Cyberpunk Jam hace cinco años, ya está disponible en PlayStation Store. ¡Santo cielo!

Como muchos de vosotros comenzaréis una nueva ronda en VA-11 Hall-A, vamos a adentrarnos en los orígenes de la protagonista del juego: el personaje que se convertiría en nuestra querida Jill Stingray.

Durante el prototipo original de VA-11 Hall-A, creamos al personaje principal como un tipo desconocido llamado Gillian, en referencia a Gillian Seed del juego de Snatcher (desarrollado por Hideo Kojima). Pero como la idea del juego se hizo más y más concreta, empezamos a debatir qué tipo de personaje principal debería tener el juego en realidad.

Durante la producción de la demo del prólogo de VA-11 Hall-A, le dimos vueltas a la idea de un protagonista sin nombre al que solo nos referiríamos como “barista”, para así hacer un personaje sin descripción propia que permitiese al jugador formar parte del juego. Esta idea hubiese hecho que el juego se pareciese más a una de nuestras ideas originales. En el manga “Bartender” de Araki Joh, el barista principal es misterioso e indescriptible en gran parte, básicamente sirve como vehículo para las historias que se desarrollan en el bar.

Sin embargo, a mitad del desarrollo de todo el juego, decidimos dar un salto en otra dirección. ¿Qué pasaría si el personaje principal causara la sensación de ser un barista misterioso, pero que después no fuera para tanto? Y no solo eso. Con el objetivo que queríamos mantener, uno donde el jugador solo interactuase con el mundo sirviendo copas, pensamos que nuestro público se beneficiaría más comunicándose con un protagonista cuyo personaje estuviera bien consolidado.

Si tuviera que describir a Jill como personaje, es una versión solitaria de mí (o, de hecho, una imagen autocrítica de mí que vuelve para atormentarme de vez en cuando). Muchos aspectos de la historia de Jill recurren a aspectos de mi vida en un intento por hacer que toda su historia sea más íntima y realista.  Cosas como crecer sin amigos o quedarse en casa con su abuelo.

Después de todo, nuestro objetivo principal con VA-11 Hall-A era elegir personajes fantásticos típicos de un ciberpunk y hacerlos lo más realistas posibles en el proceso. Sería lógico que el personaje principal fuera el más realista dentro de las historias de los demás.

Para los que todavía tenéis que experimentar VA-11 Hall-A, esperamos que os divirtáis pasando el rato con Jill y os identifiquéis con sus esperanzas, sus luchas y mucho más.