Publicado el

Riftbreaker, un juego que combina las mecánicas hack ‘n’ slash con la construcción de bases llegará muy pronto a PS4

El creador de X-Morph: Defense vuelve con una aventura llena de acción en la que te lanzará a explorar un planeta alienígena.

Hola, blog de PlayStation. Soy Pawel Lekki, cofundador de EXOR Studios. Estoy encantado de anunciar que nuestro nuevo juego, The Riftbreaker, estará disponible para PlayStation 4 muy pronto. Es una mezcla muy original entre un juego hack’n’slash, un juego de construcción de bases y uno de supervivencia en un planeta alienígena.

El personaje principal es la capitana Ashley S. Nowak, una Riftbreaker que deberá viajar a través de un portal unidireccional a un lejano planeta para establecer una base en la que se pueda instalar un portal bidireccional que permita colonizarlo.

El único amigo de Ashley en este mundo lejano será su traje mecha controlado por inteligencia artificial, al que ella llama señor Riggs. Aunque Ashley es una científica bien preparada, también es una soldado de élite con mucho mal genio. Podría parecer que es el señor Riggs el que se mancha las manos, pero normalmente será él el que ponga cordura en este dúo.

La acción del juego se desarrolla en Galatea 37, un lejano planeta situado en el cinturón de Sycorax, en la galaxia de la Vía Láctea. Es un planeta inexplorado lleno de minerales desconocidos y plantas y criaturas extrañas. Ashley tendrá que recoger muestras para investigar nuevas tecnologías, nuevas edificaciones y prototipos de inventos.

Podrás fabricar armas nuevas, objetos especiales y mejoras para el señor Riggs con los diferentes materiales que encontrarás por todo el planeta. Algunos de estos materiales aportarán propiedades únicas, mientras que otros aumentarán la durabilidad, el poder de ataque u otras características.

Para poder sobrevivir en este ambiente hostil, tendrás que construir una base y empezar a reunir recursos. Podrás construir refinerías, tuberías para transportar líquidos, fábricas de armas, y diferentes tipos de minas y centrales de energía. Los elementos menos comunes no estarán disponibles cerca de tu base, así que tendrás que viajar por todo el planeta para construir puestos remotos. Reunir la energía necesaria para alimentar el portal de vuelta a casa va a requerir una base muy grande…

A las criaturas de Galatea no les va a gustar que te adentres en su entorno. Prepárate para que te ataquen a medida que expandas tus actividades. Pero no te preocupes, no tendrás que luchar contra el mundo sin ayuda. Podrás construir torres de defensa, murallas y trampas que mantendrán a tus enemigos fuera del perímetro de tu base.

The Riftbreaker es nuestro tercer juego basado en el motor Schmetterling. Llevamos más de diez años desarrollando esta tecnología. Empezamos a crearla con nuestro primer juego independiente, Zombie Driver, y la mejoramos aún más con el desarrollo de X-Morph: Defense. Ahora la llamamos oficialmente Schmetterling Engine 2.0. Esta hecha a medida para The Riftbreaker y nos ha permitido crear el juego que realmente queremos sin tener que sacrificar nada.

Tendremos muchas más cosas que compartir con vosotros en los próximos meses, así que ¡permaneced atentos a las noticias!

¿Qué te ha parecido este artículo?
Inicia sesión para comentar
0 Comentarios
0 Respuestas del autor

Historial de edición