Publicado el

Mortal Kombat 11, con historia y combate renovados, aporta grandes cambios para la franquicia

Detalles prácticos de combos, personalizaciones y giros argumentales que revolucionan las expectativas.

Lleno de belleza y, al mismo tiempo, de brutalidad, quiebra huesos e inflige desgarradores golpes con la fiereza y velocidad de un tahúr.

El detalle (y la escabrosa creatividad) de los fatalities os harán encogeros de dolor, pero también sentiréis la determinación del luchador, que se muestra en su expresión facial. Por ejemplo, fijaos en la furia glacial de Sub-Zero en su encuentro con su antiguo enemigo Scorpion durante la introducción. Incluso con la máscara cubriéndole el rostro nos deja sin aliento.

Mortal Kombat ha sido siempre un peso pesado dentro del género, pero cada elemento de este MK11, como los movimientos de sus personajes, sus trabajados escenarios o incluso sus pantallas de carga, nos ofrece un indiscutible nivel de detalle que vale la pena apreciar.

Mortal Kombat 11

MK11 está lleno de novedades: nuevos combatientes que encajan a la perfección en este universo en expansión, movimientos renovados, sistemas perfeccionados  y modos adicionales. Podría decirse que se trata del resultado de todo lo aprendido no solo de las entregas anteriores, sino también de Injustice 2, tan alabado por la crítica.

Pero, aunque sea un título que no pretenda vivir de glorias pasadas en cuanto a mecánica se refiere, que es un juego con una fijación temática con el tiempo, tanto por su manipulación como por el contexto de la historia de la franquicia.

Los acontecimientos de modificación temporal que dan forma a la historia de MK11

MK11 continúa la trama argumental que comenzó allá por el año 2011 con el relanzamiento de la serie (recalcado por la falta del número “9” en la franquicia). Fue entonces cuando la historia del juego original de 1992 y sus dos secuelas cambiaba a raíz de una advertencia enviada a Raiden en el pasado. El mensaje provenía de una versión futura de sí mismo, con la esperanza de que la presciencia pudiera modificar los acontecimientos y evitar su posterior derrota. Después de eso, los personajes, acontecimientos y demás también cambiaron… pero no todos a mejor.

Mortal Kombat 11 Mortal Kombat 11Mortal Kombat 11

Los efectos colaterales de dicha intervención tendrán un efecto directo en MK11, con la revelación de un nuevo mal: Kronika. “Es la jefa de los jefes”, explica Ed Boon, director del juego. “Lleva manipulando todos los acontecimientos desde MK1 hasta MKX”.

Y así, es una aventura de viajes temporales la que vertebra la historia de MK11. “Tomamos todos los acontecimientos de MK1, MK2 y MK3, y los plegamos sobre la línea temporal actual”, prosigue Boon. “Tenemos seísmos temporales, personajes que se encuentran con sus yos del pasado… [por ejemplo], un joven Liu Kang que se reúne con un Liu Kang retornado… Es la caña”.

La revisión de los 26 años de historia de la serie podría suponer un gancho irresistible para los aficionados de toda la vida.

Pensad en Looper, pero con artes marciales en lugar de balas. O un giro al estilo Grindhouse en Regreso al futuro.

La manipulación temporal también interfiere en la forma de jugar. Geras, un recién llegado, es capaz de alterar el tiempo como parte de sus movimientos. Familiarizaos con él y seréis capaces de deshacer daños retrocediendo en el tiempo unos pocos segundos, resucitar o restar segundos al temporizador de la ronda. Presenciar un combate entre dos jugadores profesionales que hayan logrado dominar por completo su potencial será todo un espectáculo.

Mortal Kombat 11Mortal Kombat 11

Y eso es lo bueno de Mortal Kombat 11. Si no estáis familiarizado con su historia y las intrigas de sus personajes, siempre os quedarán las cuidadas mecánicas de lucha.

Un sistema de combate renovado

Queda claro que NetherRealm Studios no se conforma con las actualizaciones incrementales. Ya desde el primer contacto, Mortal Kombat 11 es una bestia distinta de su predecesor. Los combos parecen decantarse por muestras de potencia (y memoria muscular) más cortas y salvajes que recuerdan para bien a los de la vieja escuela en comparación con las largas cadenas acrobáticas de MKX.

A modo de anticipo de los movimientos especiales, nos quedamos con el vaivén del arpón de Scorpion y con el hacha y el shuriken de hielo de Sub-Zero. Desde un punto de vista meramente visual, la creatividad detrás de la sangre de Skarlet, convertida en arma, y del temible aspecto renovado de un personaje tan importante para los fans como es Baraka, prometen infinidad de espectaculares combos nuevos. Hasta los clásicos se han visto renovados: el famoso “Superman” de Raiden se puede detener mientras está en marcha. Que comiencen los juegos mentales.

Mortal Kombat 11Mortal Kombat 11

La personalización de los personajes es un gran avance influenciado por Injustice 2, en el que se fusionan la preferencia estética con la inclinación por ciertos movimientos para adaptar vuestro personaje principal de MK a vuestro estilo de lucha preferido. Si además le sumamos los puntos de atributos coleccionables que se pueden gastar libremente para modificar las fortalezas de vuestro kombatiente, el grado de variación y profundidad de la partida aumenta de forma exponencial.

Mortal Kombat 11 está dispuesto a aportar aires nuevos a un género al que lleva más de dos décadas ayudando a definir. “Los cambios… Siempre he pensado que hacer cambios a mejor en el juego es importante”, dice Ed Boon cuando se le pregunta por la longevidad de la franquicia, con lo que sugiere un cuidadoso equilibrio entre lo viejo y lo nuevo, con un nuevo enfoque sobre lo que puede ofrecer la mejor historia.

“Hay un toque de nostalgia”, prosigue, y añade que, al igual que todo el mundo recuerda dónde estaba la primera vez que escuchó tal o cual canción, siempre se recuerda un primer fatality. “Si eres capaz de satisfacer esa nostalgia y aportar algo nuevo…, creo que es una de las variables que nos permiten mantenernos a este nivel”.

¿Qué te ha parecido este artículo?
Inicia sesión para comentar
0 Comentarios
0 Respuestas del autor

Historial de edición