Publicado el

14 consejos de supervivencia que podrías haber pasado por alto en Resident Evil 2, disponible hoy para PS4

Desde cambiar el modo de fuego de las armas hasta usar potenciadores de daño, os preparamos al detalle para vuestro viaje a Raccoon City.

Esperamos que estéis contentos, porque hoy llega Resident Evil 2. Ya sea la primera vez que visitéis Raccoon City o seáis unos veteranos en el condado de Arklay desde que el juego original se lanzara, allá por 1998, este sobresaliente remake para PS4 os depara muchas novedades y sorpresas.

Basándonos en las experiencias que ya hemos vivido en las calles de Raccoon City, hemos creado esta útil guía de consejos en la que hemos puntualizado cosas pequeñas pero importantes para que preparéis vuestro regreso al mundo del Survival Horror por excelencia. Esta guía desvela algunos detalles de la trama, pero todos están enfocados a las mecánicas del juego, ya sean nuevas o rediseñadas.

Section 1: Sobreviviendo a las hordas

1. Cuidado con los disparos

Aunque hay más munición que en el juego original, tampoco es infinita, por lo que os conviene dosificarla. Esquivad siempre que podáis, y si no podéis, procurad apuntar al lugar adecuado (más detalles en las dos secciones siguientes).

Aun con la mejora de triple disparo de la pistola Matilda de Leon, podréis disparar una sola bala si pulsáis ligeramente R2. Si pulsáis el botón del todo, dispararéis tres veces. (En la versión original, teníais que cambiar el modo de disparo en el inventario.)

TITLE

2. Huid, o mejor, escabullíos

Con la práctica, aprenderéis a sortear a los zombis. Casi todos los pasillos de la comisaría de Raccoon son lo bastante anchos como para manteneros alejados de los no muertos. No obstante, algunos zombis reaccionan antes que otros; si podéis, pasad corriendo por detrás de ellos.

Además de ir a por vosotros si os ven, los ruidos fuertes y cercanos también alertarán a los zombis. Así pues, escabullíos por detrás de ellos o intentad pasar completamente desapercibidos para no atraer a un grupo demasiado grande y peligroso. Pulsad ligeramente el joystick derecho para escabulliros; si no oís vuestras pisadas, tampoco lo harán ellos. Poned esto en práctica cuanto antes, ya que más adelante tendréis que sobrevivir a enemigos con un oído más agudo.

TITLE

3. Desmembrar para prosperar

Una forma creativa de ahorrar munición es aprovechar los puntos débiles de vuestros enemigos para mutilarlos. Si acertáis a las rodillas de un zombi, este ya no podrá ponerse en pie; si le voláis los brazos, ya no podrá romper puertas; y si tenéis un arma más contundente (una escopeta de pistón, por ejemplo), apuntad al torso para partirlo en dos.

Seguramente lo pongáis todo perdido y hasta le deis un toque cómico, pero no os confiéis; aunque le privéis de brazos y piernas, un zombi todavía puede hincaros el diente si os acercáis demasiado.

4. Control de masas y subarmas equipadas

Atención, se desvelan partes de la historia: alguna vez os arrinconarán, os quedaréis sin munición y no tendréis a dónde huir. En esos casos, podríais jugaros el todo por el todo con los escasos y preciados recursos que os quedan. Nuestro consejo: reservad siempre una granada normal o cegadora para las emergencias.

Esta última cegará a vuestros enemigos (hasta los más grandes) el tiempo suficiente como para escapar. La granada normal acabará con casi cualquier enemigo pequeño en un radio de tres o cuatro metros. Reservadlas para los momentos desesperados. También podéis metérsela en la boca a un zombi si os agarra (pulsad L1 cuando se os indique), después alejaos y disfrutad del espectáculo.

Nota: la subarma que tengáis equipada será el salvavidas que aparecerá por defecto en vuestra mano. Los cuchillos pueden recuperarse de los cadáveres (siempre y cuando no estén muy dañados), pero las granadas solo pueden usarse una vez. Procurad no malgastarlas con un enemigo de poca monta, equipaos con el cuchillo por defecto. (No olvidéis que podéis pulsar L1 y los botones de dirección para alternar las subarmas equipadas rápidamente).

TITLE

5. Elige tu cámara

Tal vez os hayáis percatado de que la cámara predeterminada no es la misma que en la demo que lanzamos hace unos días. Si accedéis al menú de ajustes, podréis elegir entre la cámara cercana al hombro u otra más alejada para tener una perspectiva más amplia de vuestro entorno.

TITLE

Sección 2: Explorar el mundo

1. Allanamiento de morada

A diferencia de los Resident Evil clásicos, las habitaciones ya no son zonas aisladas. Si los zombis os detectan, os perseguirán de una sala a otra, y destrozarán las puertas cerradas para encontraros. De modo que, si escucháis el traqueteo de una puerta, escondeos o huid a otra zona antes de que se abra. Si os acercáis demasiado a la puerta, esta os derribará cuando se abra. También podéis correr hacia la puerta para cambiar los papeles y que sea el zombi de bajo nivel el que salga despedido .

Como bien hemos explicado, las puertas reaccionan de forma realista según cómo las abráis. Si os apoyáis levemente en una puerta, esta quedará entreabierta. Así podréis asomaros a la sala contigua. Esta acción resulta útil cuando accedáis a una nueva zona. Y lo que es más importante: no alertaréis a los zombis aunque os estén mirando fijamente.

Para terminar, tened cuidado con las ventanas. Los frágiles paneles de cristal de la comisaría de Raccoon City, que datan de la era colonial, no aguantarán muchos golpes. Usad tablas de madera para sellar esas ventanas y mantener a los no muertos a raya.

A diferencia del juego original, acabaréis encontrando suficientes tablones como para cubrir todas las ventanas de la comisaría en vuestra primera campaña.  Aun así, tapiad primero las ventanas de los pasillos estrechos del lado oeste de la planta baja. Primero, porque es imposible eludir a los zombis que haya allí; y segundo, porque pronto os veréis en la necesidad de ir andando en vez de corriendo.

TITLE

2. Inmovil no significa muerto

A decir verdad, cuesta distinguir a un “muerto” de un “no muerto”. Hay cuerpos desperdigados por todo Raccoon City. Algunos estarán muertos (pero bien muertos) y no volverán jamás, pero ¿qué pasa con los demás? Pues que se pondrán en pie en cuanto les deis la espalda.

Y eso incluye también a los que os habéis cargado. Ese horripilante cadáver al que hayáis llenado de plomo tres salas antes podría seguiros por las escaleras e incluso por grandes salones solo para pegaros un bocado mientras examináis absortos una estantería. No os fieis de ningún cadáver.

3. Consulta el mapa

Raccoon City es una ciudad grande. La misma comisaría es un laberinto con varias salas, y muchas de ellas cuentan con más de una entrada. Familiarizaos a tope con el mapa (se despliega pulsando el panel táctil). Os mostrará el nombre de cada sala, marcará la ubicación de los objetos descubiertos que no hayáis recogido y resaltará en rojo cualquier zona en la que todavía queden secretos o elementos con los que interactuar.

Y lo más importante: interactuad con todas las puertas que veáis (pulsad X cuando se os indique), aunque sepáis que no tenéis los medios para abrirlas. Esas puertas también aparecerán en el mapa, además de los objetos que necesitáis para acceder a la sala de dentro. Así ya no hará falta volver sobre vuestros pasos innecesariamente cuando no sepáis qué hacer.

TITLE

4. Bajo llave o con clave

En Raccoon City veréis cajas fuertes con diales de las de toda la vida, así como taquillas personales. Todas se pueden abrir y contienen diversos objetos interesantes, desde munición en grandes cantidades hasta ampliaciones del inventario, pasando por piezas nuevas para vuestra “cerbatana” favorita.

Los códigos de acceso están bien ocultos, por lo que deberéis examinar detenidamente los documentos que encontréis y prestar atención a cualquier cosa escrita en una pared, puerta o pizarra. La mayoría harán referencia a la planta o sala en la que el alijo se encuentra. Además, en vuestro mapa aparecerá una marca señalando las cajas fuertes o taquillas sin abrir.

TITLE

Section 3: Gestionar el inventario

1. Viaja ligero

Resident Evil 2 procede de una época anterior a los inventarios casi infinitos. Existe un límite de capacidad, y algunos objetos ocupan más espacio que otros.

Cada vez que encontréis un cajón de almacenamiento (normalmente en una zona segura), abrid el inventario y almacenad aquello que no vayáis a necesitar a corto plazo, ya sea la munición u objetos curativos que os sobren, o los artículos que todavía no sepáis para qué sirven. Podréis reclamarlos cuando queráis en cualquier cajón de almacenamiento del mundo, así que no hace falta cargar con todo.

Para terminar, los objetos que queden inservibles aparecerán en el inventario con una marca roja debajo de su imagen en miniatura. Seleccionad dicho objeto y pulsad “descartar” para desecharlo de forma permanente.

TITLE

2. Combinar y examinar los objetos y potenciadores temporales de daño

Todos los objetos que encontréis poseen un modelo en 3D que podréis estudiar en la pantalla de inventario. Esta función no solo sirve para admirar su modelado, sino también para revelar secretos en algunos objetos al interactuar más con ellos. Cuando eso ocurra, una notificación aparecerá en pantalla. Casi todos los objetos poseen un diseño práctico y realista, como la tapa de una caja que tendréis encontrar para abrirla.

Las famosas hierbas indígenas de las montañas Arklay siguen teniendo la misma utilidad que en los Resident Evil antiguos: la verde cura, la azul cura el veneno y la roja potencia los efectos de las dos anteriores si se mezclan.

Un aspecto que mencionamos brevemente al principio pero que no llegamos a desarrollar son los potenciadores temporales de fuerza que se aplican si mezcláis las tres variedades . Al consumir este remedio, veréis que aparecerá el icono de un escudo en la parte inferior derecha de la pantalla, con una barra verde debajo que irá agotándose. En ese periodo recibiréis menos daño, ¡así que reservad esas mezclas para los jefes!

TITLE

3. Ir más allá del trasfondo

Crear un mundo con algo de material para leer no es ninguna novedad; todo juego de aventuras que se precie incluye libros, diarios, informes y demás, y seguro que alguna vez todos hemos leído algo de pasada. En la mayoría de juegos, os perderíais parte del “lore” o trasfondo, pero en Resident Evil… bueno, os podríais perder una pista importante para avanzar en la historia.

Todos los documentos que recojáis se almacenarán en el inventario. Si os quedáis atrapados, leedlos detenidamente. Las pistas suelen estar resaltadas en verde, pero hay más información vital que podríais pasar por alto.

TITLE

4. Expandir el inventario y mejorar las armas

Al principio, no os quedará otra que utilizar los cajones de almacenamiento ya mencionados para gestionar vuestro inventario limitado. Pero a medida que exploréis la comisaría de Raccoon City, encontraréis morrales que expandirán vuestro inventario con dos ranuras adicionales cada uno.

El primero que seguramente encontréis está en la sala de seguridad de la planta baja, aunque necesitaréis una llave para haceros con él. Pero no os preocupéis, hay muchos más repartidos por el juego que os permitirán ampliar considerablemente vuestro inventario.

Por si fuera poco, casi todas las armas que encontréis en el juego pueden modificarse con piezas personalizadas que mejoran la precisión, el retroceso, la capacidad de carga y mucho más… Estad atentos por si las veis, pero recordad que las armas modificadas ocuparán más espacio en el inventario.

TITLE

Sección 4: La segunda mitad de la historia

1. Desbloquear campañas adicionales

El juego ofrece campañas adicionales que se desbloquearán cuando se cumplan ciertas condiciones.

Por ejemplo, si elegís jugar con Leon, sabréis que Claire estará haciendo otra cosa en otro lugar del mundo. Cuando terminéis su campaña, iniciad el “2nd run” para conocer la historia desde el punto de vista de Claire y vivir la aventura desde una nueva perspectiva con variaciones en los rompecabezas, armas nuevas y un ritmo argumental distinto. Cuando completéis eso, volved al menú. Puede que os encontréis con más sorpresas.

Pues nada, eso es todo. El resto ya lo descubriréis vosotros. No olvidéis traer vuestros nervios de acero, vuestro grito de terror más bestia y un amigo al que abrazaros en las cosas se pongan feas, ¡solo así saldréis con vida de Raccoon City!

¿Qué te ha parecido este artículo?
Inicia sesión para comentar
1 Comentarios
0 Respuestas del autor

¡¡¡¡¡Obra de arte mejorada para PS4 Pro!!!!!

Historial de edición