Así se crearon las vívidas acuarelas de la aventura de puzles Candle: The Power of the Flame

0 0
Así se crearon las vívidas acuarelas de la aventura de puzles Candle: The Power of the Flame

El creador del juego nos habla de la paciencia y la práctica que hacen falta para pintar animaciones a mano e interconectar miles de imágenes en Unity.

¡Hola! Me llamo José A. Gutiérrez y soy el director creativo de Teku Studios, un pequeño estudio de desarrollo independiente español. Vengo a hablaros de nuestro primer juego, Candle: The Power of the Flame. Se trata de una preciosa aventura en 2D en la que llevamos varios años trabajando. Me hace mucha ilusión que los usuarios de PlayStation 4 vayan a disfrutar por fin de ella.

En este juego os pondréis en la piel del pequeño Teku, que se ve obligado a emprender un arduo viaje para rescatar al chamán de su tribu tras un ataque a su aldea. Las únicas herramientas de las que dispone para hacer frente a los numerosos peligros, trampas y enigmas que saldrán a su paso son una vela y su ingenio.

Estoy seguro de que los jugadores disfrutaréis de una aventura fascinante, pero hoy voy a hablaros de la que vivimos nosotros durante el desarrollo de Candle.

En busca de algo especial

TITLE

Fijaos en las imágenes de Candle. No se parece a nada que hayáis visto, ¿verdad? La razón es que todos los gráficos se han pintado a mano con acuarelas. El resultado es magnífico, pero os aseguro que la producción nos ha dado muchísimos quebraderos de cabeza.

¿Por qué nos empeñamos en crear un juego pintado con acuarelas? Para responder a esta pregunta tenemos que remontarnos a 2012.

TITLE

Por aquel entonces yo era estudiante de Bellas Artes. Hice buenas migas con un compañero de clase que estaba aprendiendo a programar. Nos encantaban los videojuegos y queríamos hacer uno. Como artista, siempre me han atraído los bocetos conceptuales que impulsan el proceso creativo.

¡Confieso que en ocasiones me gustan más esas ilustraciones que las que aparecen en los juegos! Y claro, empecé a preguntarme si sería posible crear un juego que tuviese precisamente el estilo de los bocetos conceptuales. Así que al final decidimos que íbamos a pintar Candle: The Power of the Flame usando técnicas tradicionales.

Un proceso único… y muy complicado

El aspecto visual de Candle ha evolucionado mucho con respecto a sus inicios. Al principio estaba pintado con acrílico y tenía un aspecto mucho más oscuro y decadente, casi como un juego de terror.

Pero cuando empezamos a diseñar los personajes y el mundo de Teku, el sentido del humor acabó imponiéndose y decidimos darle un cambio radical. Las acuarelas son una técnica muy limpia que nos permitió dar al juego una apariencia más colorida, divertida y alegre.

TITLE

También nos planteó el reto de tener que pintar miles de acuarelas para los escenarios y las animaciones.

La cantidad no era el único problema: también había que asegurarse de que encajaran a la perfección para no confundir a los jugadores al adquirir movimiento.

La acuarela es una técnica muy exigente que requiere grandes dosis de práctica y paciencia. A diferencia del óleo y el acrílico, es imposible corregir los errores pintando sobre ellos. Vamos, que no se puede hacer Ctrl+z.

Y para colmo, se tarda más del doble en pintar un solo nivel que con herramientas digitales.

Tuvimos que planificarlo todo hasta el último detalle, ya que había que pintar cada fragmento de los niveles por separado antes de integrarlos en Unity. No es como Photoshop, donde puedes utilizar las demás capas a modo de referencia.

TITLE

Nos preguntábamos por qué a nadie se le había ocurrido crear un juego con técnicas tradicionales… y ahora sabemos la respuesta.

Otra complicación importante fue la animación tradicional. Tuvimos que dibujar cada animación a lápiz en una mesa de luz, fotograma a fotograma. Después las calcamos en papel de acuarela y las pintamos una a una. Es un proceso largo y lleno de complicaciones, sobre todo, cuando careces de experiencia en la materia.

Tuve que practicar durante meses para crear las animaciones de Candle. A veces tiraba todo el trabajo que había hecho y empezaba de cero hasta conseguir un resultado convincente.

¿Mereció la pena? ¡Desde luego!

Es difícil expresar con palabras cómo nos sentimos cuando vimos Candle: The Power of the Flame por primera vez en PlayStation 4. De repente, todas las acuarelas habían cobrado vida. Era como ver un cuadro en movimiento.

TITLE

Podíamos distinguir todos los detalles y hasta la textura del papel en la pantalla. Debido al proceso artesanal, las animaciones no eran perfectas y, en cierto modo, «vibraban». Creemos que estas imperfecciones hacen que las imágenes entren aún mejor por los ojos, sobre todo, en un televisor 4K. Los personajes parecen salirse de la escena, son perfectamente reconocibles y dan la sensación de tener vida propia.

Además, las acuarelas de Candle: The Power of the Flame no están ahí solo por cuestiones estéticas. Muchos de los puzles están diseñados para que tengáis que fijaros muy bien en el paisaje y los personajes en busca de pistas.

Esperamos que lo paséis genial con nuestro nuevo juego. No tendréis que esperar mucho, porque Candle: The Power of the Flame estará disponible el 26 de julio.