Lecciones de Uncharted para el día a día

1 0
Lecciones de Uncharted para el día a día

Uno no siempre tiene que enfrentarse a los acantilados más escarpados, adentrarse en bosques llenos de trampas o sumergirse en cuevas profundas.

A veces basta con la rutina diaria, que puede ser mucho más peligrosa. ¿Cómo enfrentarse a la aventura del día a día con el espíritu de Nathan Drake?

ACTITUD

Todo empieza con la forma de enfrentarse a los retos. Y qué mejor que hacerlo con optimismo. Por mucho que se pueda torcer una situación, siempre hay que intentar mantener la cabeza fría y, en la medida de lo posible, recurrir al humor. Si nos hubiéramos frustrado con cada roca suelta que nos hemos encontrado a lo largo del camino, seguramente no hubiéramos encontrado ni la mitad de los tesoros. Como muchos sabréis, el humor, en la familia Drake, es fundamental. Siempre positivo.

 

PREPARACIÓN

Muchos dirán que los logros y las victorias se deben al factor suerte, que también, pero de nada sirve si no estamos preparados. La ignorancia es muy atrevida, pero no es el tipo de atrevimiento que se necesita para superar una aventura. La formación, el entrenamiento y, sobretodo, el ansia por seguir aprendiendo, son fundamentales. ¿Te imaginas qué hubiera sido de Uncharted 4 si el equipo de Uncharted: el tesoro de Drake, no hubiera seguido aprendiendo nuevas destrezas? Ten paciencia, entrena y supera tus pantallas.

ESPÍRITU DE EQUIPO

Decía Boris Pasternak en su novela “Doctor Zhivago” que la felicidad solo es real cuando es compartida. Y es que la familia, los amigos, nuestros mentores y maestros, deben ser los que den sentido a nuestros logros y quienes nos apoyen en nuestros fracasos. Son el mayor tesoro, que debemos ganarnos y cuidar día a día, pues serán los que cuándo les necesitemos, ya sea para rescatarnos en una isla desierta o ayudarnos en una mudanza, estarán ahí. Recorrer una senda en solitario puede hacernos llegar antes, pero sin duda recorrerla en compañía nos hará llegar más lejos.

 

AUTOCRÍTICA

Para llegar a ser el mejor, hay que ser consciente de nuestras limitaciones y defectos, sólo así podremos trabajar para cambiarlos. Quizás no es que el tesoro esté muy escondido, sino que no sabes buscarlo. Quizás el bus no se adelantó, es que llegaste tarde. Quizás el problema no es Nathan, es tu habilidad con los mandos. Duda de ti mismo si ya crees saberlo todo. La aventura es larga y al final compites contra tu mejor versión.

 

CONCIENCIA

Y por último, reconectemos con nuestro entorno. Ya sea en una jungla, en medio de la nieve o en una ciudad, observemos a nuestro alrededor. Seamos conscientes de lo que nos rodea, de sus olores, los sonidos, los colores… La vida y las aventuras son lo que tenemos delante de los ojos, y tienen mejor resolución que la pantalla de nuestro móvil.

Cada día es una nueva aventura, vivámosla con la intensidad que merece.

Se ha cerrado la sección de comentarios.

1 Comentario

  • Menuda vida más intensa tiene Nathan jejejejeje….

    ¡¡¡Quiero ser como el!!!!