Cómo ‘The Playroom VR’ estimula las payasadas del mundo real

1 0
Cómo ‘The Playroom VR’ estimula las payasadas del mundo real

La actuación es parte de la diversión en el próximo party game de Japan Studio.

Hola de nuevo. Soy Nicolas Doucet, director creativo y productor de The Playroom VR. Hoy hablaremos un poco sobre algo inesperado que surgió mientras nuestro equipo probaba la realidad virtual y que ha sido introducido en la versión final del juego: el aspecto de la interpretación.
Como bien sabéis, PS VR no fue diseñada solo para experiencias de un jugador; hay juegos que utilizan también la pantalla de la televisión como segunda pantalla. El uso de la pantalla supone que los jugadores de la televisión pueden ver al jugador VR dentro del juego desde un punto de vista totalmente diferente. En una publicación anterior, nos centramos en cómo abordamos el diseño de estos personajes de realidad virtual para que tuvieran cierta presencia en la pantalla de la televisión.
Hoy me gustaría adentrarme un poco en una observación que hicimos mientras testeábamos el juego. Nos dimos cuenta de que algunos jugadores, cuando sabían que les estaban viendo en la tele, empezaban a actuar de un modo diferente en el juego, normalmente exageraban el lenguaje corporal con el fin de hacer reír.
Debido a que el seguimiento del casco es tan preciso, hasta los movimientos de cabeza más sutiles se transportan con gran precisión y puede dar lugar a situaciones muy divertidas. Por ejemplo, en El gato y el ratón, algunos jugadores VR fingían ser un gato confundido, olfateando como loco objetos de la habitación.
En La fuga del monstruo, puedes añadir dramatismo acercándote a los héroes de la televisión con una mirada amenazante o escondiéndote en un edificio y saliendo gritando “¡cucú!” (con lo que, de paso, obtienes un trofeo). Estas acciones añaden inmediatamente una dimensión teatral y divertida al modo en que estos personajes se mueven. El jugador se convierte en una especie de actor o titiritero.

The Playroom VRThe Playroom VR

También nos dimos cuenta de que la gente que disfrutaba jugando de esta forma más teatral ¡tendía a hacer mucho ruido! Por lo tanto, nos aseguramos de usar el micrófono incorporado, localizado debajo de la parte frontal del casco, de modo que la voz del jugador VR se pudiera capturar, distorsionar y reproducir en la televisión de manera cómica. Esto añadió una divertida dimensión sonora a la actuación. Nos cercioramos también de hacer la voz más aguda para que sonara más graciosa. Por supuesto, hicimos que la boca de nuestros personajes VR se moviera más o menos sincronizada con la voz de los jugadores, y así añadir humor.
La interesante conclusión de este descubrimiento es que, mientras en realidad virtual la inmersión es muy personal, ver a alguien haciendo el payaso dentro de un “disfraz de personaje virtual” es otra parte de la inmersión, una en la que el jugador VR y su traje VR se convierten en una de las ventajas para la audiencia.
The Playroom VR puede ser considerado como un juego de fiestas VR, donde la dimensión de la actuación ya no está limitada a lo que ocurre en el mundo digital, también a lo que ocurre en la habitación. Quizás es un modo diferente de romper la cuarta pared de los futuros juegos.
Por lo tanto, cuando pruebes The Playroom VR, ¡intenta dar el espectáculo!
No dudes en dejarnos tus ideas de situaciones para multijugador en realidad virtual divertidas en los comentarios de abajo, los leeremos y los discutiremos con el equipo. ¡Gracias por leernos!

Se ha cerrado la sección de comentarios.

1 Comentario