PlayStation cumple 20: Nuestros juegos favoritos de PSone

3 0
PlayStation cumple 20: Nuestros juegos favoritos de PSone

Desarrolladores y miembros del equipo de PlayStation escogen sus preferidos.

¡Esta semana es el 20 aniversario de PlayStation! Para celebrar el lanzamiento de esta icónica consola, hemos entrevistado a algunos de nuestros desarrolladores favoritos y figuras clave dentro de PlayStation. Su misión: nombrar su top 3 de juegos de PSone de todos los tiempos.

Seguid leyendo para ver la selección, ¡y no olvidéis dejar vuestra lista en los comentarios!

Dylan Cuthbert, Executive Producer, The Tomorrow Children

cuthbert

Rage Racer: Es la tercera entrega de la serie Ridge Racer y fue un juego alucinante para PSone. Me encantó la manera de introducir colinas que te obligaban a cambiar de marcha para llegar a su cima. También me gustó la estructura del juego, y probablemente invertí alrededor de 50 horas (como poco) en el juego. Apuesto a que todavía puede aportar montones de diversión.

PaRappa the Rapper: ¡El único juego musical que me ha gustado! Este juego abrió muchas puertas al genero y fue un exitazo en Japón y otros lugares. La música era muy chula, las animaciones muy extravagantes. Era simplemente tan divertido.

Wipeout: Increíbles gráficos, asombrosa jugabilidad, y una banda sonora maravillosa. Debo haber jugado cientos de horas y todavía soy capaz escuchar el P.E.T.R.O.L. de Orbital en mi cabeza cada vez que recuerdo el juego. Este es un buen ejemplo de la magnífica manera que estaban integrados la jugabilidad, gráficos y banda sonora. Probablemente fue el primer juego que utilizó una compañía de diseño para la interfaz de usuario, Designer’s Republic.

Mike Laidlaw, Creative Director, Dragon Age: Inquisition

laidlaw

Chrono Cross: Llegué un poquito tarde a PlayStation, y Chrono Cross fue mi primer RPG en la consola. ¡Qué manera de empezar! Una historia intrigante desencadenada por una misteriosa traición en los títulos de inicio que me enganchó por completo. Su excepcional sistema de magias, y su auto-cura al final de combate eran tan solo unas de las muchas mecánicas del juego por las que disfrutabas tanto de esta aventura épica.

Legacy of Kain: Soul Reaver: Soul Reaver estaba repleto de maravillosas ideas. El protagonista del primer Legacy of Kain se convierte en un extraño y compasivo villano que desempeña el papel principal en el juego. Las mecánicas inteligentes llevan el peso del juego, como usar el escenario (Estacas en la pared, rayos de sol, agua) para cazar vampiros; o los cambios de realidad para alterar la topografía de las habitaciones y así resolver puzles.

Metal Gear Solid: No importa cuántas veces hayas escuchado: “¿Snake? ¡Snaaaaaaaaaaaake!”. Ha merecido la pena intentarlo de nuevo, porque siempre parece haber otra táctica que puedes usar o alguna parte del escenario que puedas aprovechar. Y cuando crees que lo has visto todo… ¡BOOM! Psycho Mantis.

John Ribbins, Creative Director, OlliOlli

ribbins

Bushido Blade: Me encantó que este juego de lucha no tuviera barra de vida. El hecho de que pudieses matar solo de un soplido hacía las batallas supertensas, y cuando tienes suficiente habilidad para descuartizar a tu enemigo y jugar con él, era alucinante.

Thrasher Skate And Destroy: Mi juego favorito de skate. Todavía tengo mi disco y mi memory card. Las volteretas y los aterrizajes para finalizar tus trucos añadían una dificultad que complicaban hasta las cosas más simples. Y la banda sonora era todo hip-hop, lo cual era un cambio genial del rock que ofrecía Tony Hawk’s Pro Skater.

Die Hard Trilogy: Mirando hacia atrás a los gráficos, parecen un poquito cutres, pero recuerdo que entonces era alucinantes. ¡TRES JUEGOS EN UNO! Die Hard 3 era el de conducir (dos años antes que GTA), y a su vez la ciudad era una locura: los peatones y parques y todo tipo de detalles. Los 90 fueron una época mala para los juegos basados en películas, pero Die Hard Triology era realmente genial.

Shuhei Yoshida, President, World Wide Studios

8499323426_08fc62b8c4_m

Nota: Hay muchos juegos alucinantes en la PlayStation original, he decidido escoger aquellos en los juegos que trabajé personalmente, por lo que estos son mis juegos favoritos de PSone.

Ape Escape: Este título fue el juego en el que estuve más involucrado en los aspectos creativos del desarrollo durante mi era con la consola PlayStation original. Diseñado solamente para que funcione con Dualshock, fue muy divertido inventar gadgets que aprovechasen los sticks: cometa, saltador o el radar de monos. El juego se hizo muy popular entre los niños en Japón, y estamos muy contentos de que fuese también un éxito fuera de Japón.

Gran Turismo: Como jefe del estudio, ayudé al equipo liderado por Kazunori Yamauchi a desarrollar este juego que cambió el género de los juegos de carreras para siempre. No podía imaginar lo que estaba viendo cuando vi los mapas de reflejos en los bellos modelos de los coches dentro del juego. Este juego fue el principio de la larga historia de Kaz en un desarrollo cercano con las compañías automovilísticas, fusionando las dos industrias. Estoy muy contento de ver que Gran Turismo celebra su 17 aniversario cuando PlayStation celebra sus 20 años.

Crash Bandicoot 3: Warped: Fui el productor de la serie Crash Bandicoot para el mercado japonés desde Crash 1 pasando por Crash Team Racing. Crash 1 fue un juego importante para mí ya que fue el primer juego que produje, pero Crash 3 fue el cénit de la serie en términos de jugabilidad. Naughty Dog puso el “Crash Dance”, el cual creamos originalmente para el spot comercial de Crash 1 para TV. Crash 3 vendió más de un millón de unidades en Japón, un éxito fenomenal para un juego no japonés.

Scott Rohde, Senior Vice President, World Wide Studios America

rohde

Driver: Este fue mi primera experiencia real con un juego de acción/conducción de mundo abierto. Pude finalmente conducir un cochazo entre un interminable caos con docenas de coches de policía intentando darme caza. Madre de Dios. Las físicas hacían la experiencia aún más espectacular. Y ese DIRECTOR DE CINE. Oh… cuántas horas de mi vida he pasado intentando sacar el mejor ángulo para mostrar las asombrosas maniobras. En definitiva, esto era un preludio de lo que iba a venir en las plataformas de nueva generación, especialmente GTA3.

Tony Hawk’s Pro Skater 2: En realidad no puedo contar las horas que pasé jugando a este juego. Las mecánicas del juego eran perfectas en el primer THPS, y después añadieron el manual, permitiendo incrementar los combos hasta el infinito. El modo H-O-R-S-E era irracionalmente competitivo debido a la estructura abierta del juego. Increíble. Además, este juego dio fama al término “Rohde Reset”, el acto de empezar un desafío, y en el momento que se tuviera el más mínimo fallo, resetear el juego. Esta franquicia generó tantos buenos momentos entre mis amigos. Siempre creeré que esté juego ayudó al propio skate a aumentar su popularidad.

Monster Rancher: Este juego capturó mi atención durante varios meses. Tan pronto como convertí mi primera Disc Stone y me di cuenta de que mi colección de CDs podía tener un efecto en mi colección de monstruos, estaba enganchado sin remedio. Criar nuevos monstruos, entrenarlos para la batalla y estar con ellos en todas las alegrías y decepciones de… ehhh, la vida monstruosa… ¡qué gran experiencia! Hay algo muy especial en eso de crear un monstruo único: tener un impacto en sus éxitos y fracasos y luego verlo retirarse o incluso morir. Es una experiencia totalmente única que nada tiene que ver con asumir el control directo de un personaje en un juego.

Matt Thorson, Designer, TowerFall

thorson

Bushido Blade: Un clásico multijugador y mi primer juego de lucha. ¡Qué tensión! Un error y estás muerto.

Twisted Metal 2: Volar la Torre Eiffel para correr a saltos por los tejados de París con tus amigos.

Jumping Flash!: Algo acerca de la sensación de brincar por un espacio 3D capturó mi imaginación infantil.

Neil Druckmann, Creative Director, Uncharted 4: A Thief’s End

druckmann

Metal Gear Solid: Uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos. Metal Gear Solid redefinió lo que significaba para un juego el ser cinemático. Tantos personajes memorables y sorprendentes, tantos giros de guión… El combate contra Psycho Mantis queda como una de las combinaciones de jugabilidad y hardware más creativas de la historia.

Castlevania: Symphony of the Night: Crecí con los Castlevania originales en mi NES. Me encantaba el mundo conectado de Simon’s Quest junto con sus elementos RPG. Symphony of the Night fue una auténtica versión “next-gen” de aquella idea. Un mundo enorme y de rápido crecimiento lleno de monstruos, armas y secretos. Maravillosos gráficos 2D y unas sólidas mecánicas de plataformeo y combate le otorgaron su estatus de clásico. Seguramente el mejor de todos los juegos estilo “Metroidvania”.

Resident Evil: El abuelo del survival horror. Resident Evil mezclaba atmósfera y humor (y cursis diálogos). En aquel momento fue el juego más inmersivo al que he jugado. ¿Quién puede olvidar aquellos perros zombi saltando a través de las ventanas?

Cory Barlog, Creative Director, Sony Santa Monica

barlog

Castlevania: Symphony of the Night: Este juego me impresionó tanto y de tantas maneras. Era una aventura que me atrapó y no me soltaba. El guión era terrible, pero simplemente esto no importa: el concepto, la ejecución y la jugabilidad son completamente brillantes. Sigo jugando a este juego cada pocos años y siempre encuentro algo nuevo. He robado…err… Quiero decir…He cogido influencias de este juego a lo largo de mi carrera. Algún día, espero crear algo la mitad de bueno. Cuando lo haga, me retiraré y me sentaré en mi porche diciendo: “En mis tiempos…” y “¡Fuera de mi propiedad!”.

Tony Hawk’s Pro Skater: Conseguí una demo del juego de una revista de PlayStation en una tienda y no tenía ni idea del tiempo que iba a estar enganchado, ¡y solo era una demo! ¡Por Zeus! La primera vez que hice un ollie, kick-flipped y acabar grindando me quedé alucinado. La serie fue cuesta abajo después del tercer juego pero nada es comparable con los fines de semana que pasé en ese almacén con mi patín virtual.

Silent Hill: La serie Zelda me enseñó mucho sobre el sentimiento de aventura pero este juego es el primero que me enseñó el verdadero poder de una atmósfera, la constante sensación de tensión y terror que te rodea a lo largo del juego. Me encantaron la relación de los personajes en una época que los protagonistas de los videojuegos eran más el típico soldado genérico. Este título me dejó patidifuso y me dejó muchas noches en vela con tal de alcanzar ese final de abducciones alienígenas.

Tim Schafer, CEO, DoubleFine Productions

schafer

Tomb Raider: Muchos gorilas en peligro de extinción murieron para que pudiera explorar las tumbas en paz, pero mereció la pena.

Final Fantasy VII: Muy original, ¿no? Apuesto a que soy la única persona que le gusta este juego.

PaRappa the Rapper: ¡Patada, puño, está todo en la cabeza! ¡Sigue estando! Cada una de las canciones, siguen en mi cabeza. Y me encantan.

Keiji Inafune, Founder, Comcept

inafune

Resident Evil (aka “Biohazard”): Este juego fue un título épico que convirtió “un juego” en “una experiencia”. Esta experiencia videojueguil fue posible por las especificaciones de PlayStation. Mucha gente en Capcom, incluido yo, no podía entender el juego más allá. Pero, ¡oh Dios! ¡Daba tanto miedo!

Silent Hill: Nunca pensé que hubiera un juego que pudiese dar más miedo que Resident Evil, pero, obviamente, estaba equivocado. Silent Hill. La atmósfera y ese mundo de la locura que este juego ilustraba de forma tan magnífica. Era un gran juego con un escenario bien ambientado y una historia muy potente. Este juego llegó a los límites de una verdadera “experiencia videojueguil”.

PaRappa the Rapper: Este juego cambió la idea de los videjuegos para mí. El diseño de personajes y el innovador sistema de juego pueden parecer ordinarios hoy en día, pero fue una gran sorpresa en su tiempo. El “OTOGEE” (juego de sonido en japonés) impuso una nueva sensación y cambió la definición de jugabilidad a su vez. Todo esto influyó en el estilo de los videojuegos.

Hermen Hulst, Managing Director & Co-Founder, Guerrilla Games

hulst

Rayman: Simplemente tuve que incluirlo, y no porque sea el primer título en el que trabajé. Dado que Rayman es mundialmente conocido, es fácil olvidar que un nuevo héroe en 2D fue considerado arriesgado en un mundo obsesionado por el 3D allá en el 95. Pero Ubisoft puso toda su confianza, dando a Rayman un toque colorido, extravagantes personajes y una increíble banda sonora.

Metal Gear Solid: Un elección obvia quizás. Pocos juegos en PSone pueden mezclar una calidad gráfica con una inmejorable jugabilidad como la acción de espionaje de Kojima. La cinematográfica introducción de Metal Gear Solid fue una influencia para todos los juegos de acción que le siguieron, incluyendo Killzone.

Gran Turismo 2: Con sus realistas modelos de coches y su convincente curva de progreso, el primer Gran Turismo fue el abanderado de los juegos de carreras. Sin embargo, la secuela ha sido siempre mi juego de carreras favorito en la PlayStation original por su flexible sistema dinámico de frenado y por los innumerables coches a escoger.

Sid Shuman, PlayStation Blog

8797400289_742d79e957_m

Tekken 3: Nunca he invertido tanto tiempo en un juego. Tekken 3 fue una sensación cuando salió en PSone. Y después de un tiempo, mi círculo de amigos y yo estábamos enganchado en intensas luchas cada día, un ritual que duró por muchos años. Intensas rivalidades y rupturas de amistades fueron lo siguiente, llegando hasta duras discusiones y silencios incómodos después de un guarro combo. Un juego que vuelve a tus amigos locos tiene que ser brillante.

Legacy of Kain: Soul Reaver: Este juego me deslumbró en su lanzamiento allá por 1999, en los últimos coletazos del reinado de PSone. Su protagonista maldito, su elegante dirección de arte, y su progresivo combate y diseño de puzles te dejaban sin aliento. Pero la madurez de la detallista historia, escrita por Amy Henning empujó al juego a un nivel diferente. Soul Reaver fue el juego total.

Metal Gear Solid: La obra maestra de Kojima revolucionó tanto la manera de contar las historias y la jugabilidad. Antes de Metal Gear Solid, los argumentos de los videojuegos tendían a ser simples aventuras juveniles. MGS presentó un empático reparto, temas maduros, y sensacionales vuelcos de la trama. Pero el ingenio de Kojima encapsuló la confianza narrativa en un marco de un juego de acción de gran presupuesto que motivaba a los jugadores a usar su ingenio para derrotar a los enemigos sin llegar al punto de derretirse el cerebro.

Fred Dutton, PlayStation Blog

8797400289_742d79e957_m

Castlevania: Symphony of the Night: Como gran fan de los plataformas, este fue una piedra Rosetta del género. Fue uno de los primeros juegos de scroll lateral en añadir exploración y sofisticados elementos RPG a la fórmula, no hace falta mencionar que el juego era un completo desafío. Volviendo a jugar a este gran título me alegra comprobar lo bien que ha envejecido.

Tomb Raider 2: Mi incursión al mundo de las aventuras en tercera persona. Mirando hacia atrás, puede parecer algo primitivo, pero en su momento las aventuras de Lara Croft eran absorbentes y, como buen fan de Indiana Jones, sumergirme en ese mundo me supuso una gran felicidad. ¡Oh! Y era una exportación británica, ¡así que vale por dos!

Resident Evil: A parte de los confusos recuerdos de estar demasiado aterrorizado para jugar al Alone in the Dark de un amigo en los tiempos anteriores a PlayStation, Resident Evil fue mi primer survival horror y como tal, siempre será preciado. Esa penetrante atmósfera de pavor, la gestión del nerviosismo, los diálogos sobreactuados y los perros. ¡Oh! ¡Los perros!. Estoy impaciente por jugarlo en PS4 en 2015.

Ryan Clements, PlayStation Blog

clements

Final Fantasy VII: Dudo mucho que alguien pueda olvidar los primeros pasos de Aeris hacia la oscuridad, en los callejones de Midgar. Final Fantasy VII creó un mundo innovador en su tiempo. Enriqueció ese mundo con un memorable reparto de personajes, y lideró el profundo sistema de batallas. Era precioso. Daba un vuelco el corazón cuando escuchabas esa música que sigue cautivándome con sus familiares armonías de entonces.

Final Fantasy VIII: Como adolescente, el amor entre Squall y Rinoa fue uno de los primeros romances en los que me involucré emocionalmente. Era el corazón palpitante  de Final Fantasy VIII, más allá de toda guerra y política y fracturas temporales. Era la normalidad que sostenía ese mundo. Pasé docenas de horas de combates mágicos contra monstruos, guardando esas magias para los jefes finales más importantes. Tenía absurdos ataques límites, invocaciones incontrolables, un firme juego de cartas. Pero todo vuelve a Squall y Rinoa.

Azure Dreams: Este título ha estado en mi lista de favoritos desde mi ñiñez. Azure Dreams lo tiene todo: mazmorras oscuras, cría de monstruos, construcción de ciudades, un espíritu ganador… la lista sigue y sigue. Tengo muchas anécdotas de intercambiar historias con los amigos: escapándonos de situaciones cercanos a la muerte en la torre. Romances ocultos por descubrir en la ciudad. Decoraciones para tu casa. Azure Dreams fusionó muchas de las cosas que amo de los videojuegos, nunca lo olvidaré.

Justin Massongill, PlayStation Blog

8006885739_4c73ab1d22_m

Castlevania: Symphony of the Night: “What is a man? A miserable little pile of secrets!” (¿Qué es un hombre? ¡Un miserable montón de secretos!). Symphony of the Night ayudó a popularizar la exploración cómo eje de la mecánica de un juego, y sigue siendo magistral en su ejecución. Hasta ahora nadie ha logrado superar las sensaciones que transmitía deslizarse a través del castillo de Drácula, encarnando a su vengativo hijo, en busca de nuevas habilidades con las que transformarse en lobo o niebla, hasta llegar al épico desenlace. Desde su gótica e inspiradísima dirección de arte hasta su inolvidable banda sonora, Symphony of the Night es el espejo en el que se reflejaron todos los “Metroidvania” posteriores. Y continúa sin ser superado por ninguno.

Final Fantasy Tactics: Tras haberme introducido en la franquicia Final Fantasy con FF VII, me lancé de cabeza a por Final Fantasy Tactics desde el primer día en el que se puso a la venta, con la única intención de disfrutar, de nuevo, con el talento narrativo de Square. Pero para mi sorpresa, me enamoré aún más de Tactics de lo que lo estuve con FF VII, en un juego que nos llevó a pisar por primera vez Ivalice – Un escenario que volvería a aparecer en FF XII. El diseño de personajes de Tactics sigue siendo mi favorito, y su banda sonora es algo que nadie debería perderse. Si alguna vez te has sentido tentado por los RPG estratégicos, Tactics es tu juego.

PaRappa the Rapper: Tim me ha robado mi frase de “Patada, Puño”, asi que tendré que pensar en algo más. De todas maneras el nivel de Mooselini era mucho mejor. PaRappa me introdujo (como a la mayoría del planeta) en el universo de los juegos rítmicos (que para mí son el mejor género de todos, y lo digo en serio), y su infatigable optimismo continúa siendo una fuente de inspiración. Cada vez que tengo que afrontar un desafío a primera vista insuperable, simplemente me limito a recordar una frase: “I gotta believe!”

Nick Suttner, PlayStation Developer Relations

6391381039_445fb0f562_m

G-Darius: No soy un gran de los matamarcianos, pero para en mi opinión G-Darius lograba combinar a la perfección una memorable dirección de arte (cada enemigo estaba inspirado en la fauna acuática), una mecánica grandiosa y el clásico sistema de la saga para elegir el camino a seguir en la siguiente fase, distribuidas en forma de árbol. ¡Gambas cibernéticas, langostas con lásers y lenguados furiosos!

Castlevania: Symphony of the Night: SotN no sólo dió el pistoletazo de salida a todo un subgénero (Metroidvanias) sino que además se posicionó en primera posición, sin que nadie haya podido derrocarle hasta ahora. Era un juego increíble, tan memorable en su mecánica como en su hechizante banda sonora. Y cuando creías que ya no podía ser mejor…¡Sorpresa! Descubres que el juego es en realidad el doble de largo y aún más increible.

Jet Moto: Jugué por primera vez con Jet Moto en el lobby del estadio Rosemont Horizon, en Rosemont (Illinois), durante el festival de música Twisted Christmas II, justo antes de ver actuar a Silverchair y White Zombie. Era la primera vez que veía una PlayStation, y los demenciales descensos sobre cataratas y aquellos giros cerrados dispararon mi presión sanguínea hasta niveles que desconocía. Si sólo Rob Zombie hubiera toca Dragula aquel día, y super recuerdo de los 90 habría sido completo.

Se ha cerrado la sección de comentarios.

3 Comentarios

  • Buen artículo. El complemento perfecto a estas opiniones sería poder disponer de dichos juegos en PSN y probarlos uno mismo, que en varios de los casos nos quedamos con las ganas, especialmente cuando no disfruté de PS One. Por favor, traigan todos los juegos que mencionan en el artículo y que no están:
    – PaRappa The Rapper
    – Jet Moto
    – Azure Dreams
    – Tekken 3
    – Bushido Blade
    – Monster Rancher
    – Etc.
    Y de paso, si pueden traer otros clásicos que no están, casos como Chrono cross, Dino Crisis, Parasite eve, Alone In the dark A new nightmare, etc.
    Gracias y un saludo

  • Qué pasada de artículo, me ha encantado poder saber los clásicos preferidos de estos grandes artistas, me he llevado más de una sorpresa.