Yaiba: Ninja Gaiden Z – Inafune reinventa la saga

0 0

Si Keiji Inafune mete la mano, la cosa cambia bastante. Esta frase podría ser un buen resumen de lo que se está gestando a partir de la colaboración entre el genio creador de MegaMan o Dead Rising y Yosuke Hayashi, o lo que es lo mismo, de la unión entre el Team Ninja y el estudio Comcept. Nosotros hace unos días estuvimos en las oficinas de Koch Media con estos dos desarrolladores, quienes se encargaron de mostrar todas las cualidades de su próximo juego además de permitirnos jugar tranquilamente durante algo más de dos horas.
DSC05382
Como decimos, poco tiene que ver esta nueva entrega de la saga con aquello a lo que estábamos acostumbrados, empezando por el apartado visual y el tono general del juego. Los gráficos de corte realista dan ahora lugar a un ‘cell shading’ chocante pero muy adecuado, y la seriedad habitual se torna en momentos de humor protagonizados sobre todo por los zombies, que son sin duda alguna el gran aliciente de Yaiba: Ninja Gaiden Z.
Efectivamente, los no muertos van a darle un nuevo sentido a la saga, pues el juego deja ahora los conceptos ‘Ninja Gaiden’ un poco de lado y se adentra algo más en la locura psicodélica de otro título japonés al que recuerda sobremanera; nos referimos claro al Lollipop Chainsaw de Suda 51. No esperéis por tanto véroslas con zombis al estilo ‘The Walking Dead‘ que tan de moda están hoy día. Todo aquí es mucho más amigable, más colorista, más abstracto, y lo que se busca no son los sustos, sino cortar hordas y hordas de enemigos con la espada de Yaiba, el ninja protagonista que, tras un encuentro al principio del juego con su enemigo Ryu Hayabusa clama venganza gracias a los implantes robóticos que aún lo mantienen con vida.
DSC05380
Hay muchos detalles curiosos en Yaiba: Ninja Gaiden Z que dotan al título de su propia personalidad. Nos ha llamado la atención el hecho de que los torsos de zombis mutilados se agarren al personaje haciéndole perder vida, nos ha resultado curioso el poder agarrar a los zombis y lanzarlos contra otros enemigos ¡o incluso paredes que bloquean el paso! También es posible realizar movimientos finales que acaban con las criaturas de un modo más cruento de lo habitual, y hay un arbol de habilidades mediante el cual podremos ir desbloqueando nuevas técnicas y poderes que volverán a Yaiba más temible, pero algo que sin duda ganará el corazón de los jugadores más veteranos es un curioso modo que esconde el juego y que consiste en un beat ’em up de corte clasico con gráficos retro. Sin duda, la genialidad y la imaginación de los japoneses sigue a pleno rendieminto.
Ya os iremos contando más.