Probamos The Witness en PS4

2 0

 
Después de oir “PlayStation 4” por primera vez, recibí un artículo del blog, una batería de pantallas y un tráiler para un juego llamado The Witness, del legendario diseñador de juegos Jonathan Blow. Este fue mi primer contacto con la próxima generación de videojuegos.
Mi entusiasmo con The Witness es posible que haya aumentado por mi naturaleza puramente sentimental (Es el primer juego de PS4 sobre el que puse los ojos, después de todo). Después de tener la oportunidad de jugar un poco en un evento que tuvo lugar la semana pasada, creo que mi entusiasmo queda justificado.

The Witness on PS4

Jonathan Blow ayudó que se prestara atención al desarrollo de los juegos independientes con el clásico de 2008, Braid, que supuso un auténtico desafío a las mentes de los jugadores. Recordando aquello uno puede esperar que los desafíos a los que haces frente en The Witness pondrán tu capacidad mental a prueba. Por fortuna uno no entra directamente en un desafío intelectual: The Witness está diseñado de tal modo que irás entrando de forma gradual en nuevos conceptos que te permitirán resolver de forma progresiva rompecabezas cada vez más complejos.

Resulta especialmente impresionante que The Witness consigue encajar ese sentido de progresión en lo que es un juego con un final abierto y no lineal. No tienes dirección que seguir cuando aterrizas en la isla donde se desarrolla el juego: ve por ahí y explora.

Si viste el tráiler debut de The Witness (puedes repasarlo aquí arriba), ya sabrás que es un juego muy atractivo. La dirección artística es intencionadamente muy simple, haciendo que el mundo donde andas sea totalmente abstracto pero creíble. Mientras deambulas por la isla, pasarás por un sinfín de escenarios: te moverás desde tupidos y verdes bosques hasta un desierto estéril, o podrás ver al otro lado de un río un conjunto de espléndidos árboles allá a lo lejos. Lánzate a la aventura y puede que te veas subiendo por una montaña nevada mientras la isla se queda a tus pies.
Debe hacerse notar que durante toda esta explorarción y a lo largo de estos drásticos cambios de temperatura, nunca me encontré ni una sola pantalla de carga. Enciendes The Witness y te pierdes desde el principio en un sencillo pero bello, relajante pero a veces alocado… mundo.

The Witness on PS4

Los controles en The Witness son muy directos: muévete y mira con los sticks analógicos del mundo DUALSHOCK 4; mantén pulsados L1 o L2 para correr; golpea X para entrar en el modo que yo he deonimando “modo dibujo” (presionando CÍRCULO saldrás), donde interactuarás con los rompecabezas del juego. Algo muy interesante es que podrás entrar en este modo en cualquier lugar, en el poco rato que pude jugar al juego nunca me encontré con un “Pulsa X para entrar en el Puzzle”.
Los puzzles o rompecabezas suelen tener una especie de forma de laberinto. Cuando te encuentras con uno, aparece una pequeña luz intermitente para indicarte dónde tienes que empezar a dibujar. Después de que empieces siguiendo un camino (moviéndote con cualquiera de los sticks analógicos) otra luz aparece para mostrarte dónde quieres acabar. Al principio solo tendrás que ir de un punto A a un punto B. A medida que avanzas tus objetivos irán estando menos claros. Y alguna vez te encontrarás a ti mismo en medio de la pantalla que está en blanco, sin ayuda y un poco frustrado. Pero no desistas. Una vez que la solución aparezca en tu cabeza estará totalmente claro y la sensación de satisfacción es incomparable.

The Witness on PS4

A pesar de la ausencia de música o diálogos, el diseño de sonido en The Witness debe ser tomado muy en serio. El sonido de los pasos del jugador, sus cambios dependiendo del escenario (no es lo mismo un suelo que caminar sobre la hierva o sobre la nieve, o sobre las rocas, etc.), puede parecer un aspecto ‘tonto’ pero me sorprendí al darme cuenta de que prestaba especial atención a este detalle para ver si era capaz de captar un efecto de sonido de pasos repetidos (ojo ‘spolier’: no fui capaz…).
Todos estos elementos, el aspecto visual, el intrincado diseño de sonido, y la inteligente progresión de dificultad en los puzzles, dan como resultado un ambicioso juego que aspira a ser uno de los títulos más respetados del desarrollo independiente.
The Witness llegará a PS4 en la primera mitad de 2014.
 

Se ha cerrado la sección de comentarios.

2 Comentarios

  • Que maravilla de gráficos *_*

  • Pues la verdad es que se agradece que vuelvan a sacar buenos juegos de puzzles como éste. Sin duda lo han sabido hacer muy bien, ¡le tengo ganas! ^^