Ya hemos probado Dishonored

3 0

Hace unos días acudimos a las oficinas de Koch Media para ver por fin y probar con nuestras propias manos Dishonored, el título estrella de Bethesda para este otoño. Y lo de título estrella no lo decimos porque sea lo que toque, ni por estar dejándonos llevar por una expectación desmesurada. Es que tras haber disfrutado con él durante más de una hora eso es sencillamente lo que pensamos. Dishonored no es un simple juego de acción en primera persona y tampoco es un título de sigilo. Es una hábil mezcla de géneros capaz de hacer nadar al jugador por un caudal de emociones y experiencias variadas que finalmente confluyen en una jugabilidad única de la que ningún otro puede presumir. Hay cosas parecidas; las habrá mejores, las hay de luego muchísimo peores… pero como esta sinceramente ninguna.
Dishonored_Tallboys
Si hay una palabra que, por lo que vimos, pueda definir con precisión Dishonored esa es “posibilidades”. Sí, posibilidades de todo tipo: de entrar por un lado, de entrar por otro, de acceder de una manera, de acceder de otra, de pasar desapercibido así, de pasar desapercibido asá o incluso de moverse al estilo tradicional o instantáneo, pero vamos a explicarlo con más detalles y a resumirlo con la frase con que Alistair Hatch, European PR Manager, comenzó su presentación: “Dishonored es un juego de asesinatos, pero puedes completarlo sin asesinar a nadie”. ¿Qué cómo es esto posible? Volvemos a repetir la palabra mágica: “posibilidades” o mejor dicho “posibilidades infinitas”.
DSCN2484
Durante nuestra probatura jugamos una misión cuyo objetivo era colarse en una fiesta de máscaras para acabar con una mujer de la que nada sabemos. Pues bien, lo de la máscara ya lo tiene solucionado Corvo Atano, el protagonista de nuestra historia, pero ¿y lo demás? Pues lo demás va a depender de lo que se te ocurra, pero os contaremos lo que hicimos nosotros.
Boyle Guards
Tras llegar en barca por un canal de la ciudad ficticia de Dunwall (una especie de Londres con estética cyber punk) desplegamos la rueda de habilidades telequinéticas de Corvo para planificar nuestra operación: teletransportarse, poseer animales o personas, invocar un enjambre de ratas para devorar lo que se ponga por delante, ralentizar el tiempo… ¡la cosa pinta bien! Finalmente por recomendación de Alistair decidimos poseer un pez y colarnos por una abertura en una de las rejas de los canales. Esto nos llevó hasta el palacio en el que se celebraba la fiesta, pero aún nos faltaba llegar hasta ella. Para tal cometido nada mejor que meternos por recovecos y resolver puzles bajo la apariencia de una rata, con cuidado, eso sí, de que ninguna sirvienta escandalizada nos aplastase con su pie.
RatSwarm
Una vez arriba llegó el momento de hallar pistas sobre nuestro objetivo, para lo cual hablamos con todos los invitados al más puro estilo RPG y uno de ellos incluso nos retó a un duelo en el patio. Como no somos de los que rehuyen una buena confrontación nos presentamos allí, cogimos la pistola y tras dar unos pasos y contar hasta tres le dimos al interfecto su correspondiente ración de plomo. Pero un momento, os hemos dicho que en Dishonored todo se puede resolver sin acabar con nadie. ¿Pero cómo podemos solucionar un duelo sin mancharnos las manos de sangre? Pues según nos comentó la gente de Koch Media es posible si, al disparar el oponente, ralentizamos el tiempo, le poseemos y le hacemos interceptar la trayectoria de la bala. Rebuscado ¿eh? pues así es este juego; cada situación es como un puzle con varias soluciones en las que deberéis usar vuestro ingenio o por el contrario tirar por la opción sencilla (aunque a veces ninguna lo sea).
Prostitutes03
Cuando por fin detectamos a nuestra víctima, optamos por llevarle una copa de vino y cortejarla hasta conseguir una invitación a su dormitorio y acabar allí con su vida. Como siempre habrá más opciones de cumplir el objetivo, pero las más recomendables serán siempre aquellas que no acaban con un montón de enemigos disparándonos, pues salir vivo de una confrontación multitudinaria no es tarea nada sencilla. Corvo es un asesino con clase; clase como la que tiene Dishonored, un juego que estamos ya deseando ver en nuestras PS3. ¡Se avecina algo grande!

Se ha cerrado la sección de comentarios.

3 Comentarios

  • tiene pinta de juegazo

  • Tiene una pinta impresionante, desde luego. A mí me encanta la estética, tan cuidada, los personajes se hacen muy creíbles, y la combinación de armas con poderes de distintos tipos es algo que te da mucho juego. Me recuerda mucho a Bioshock, y eso simplemente ya me emociona, y las posibilidades que se vislumbran son simplemente alucinantes. Tengo unas ganas de probarlo tremendas. 🙂