El grafiti es parte de la experiencia en Papo & Yo

0 0

Desde América, Vander Caballero, director creativo de Minority, nos hace la introducción a un post que habla sobre cómo el arte del grafiti se abre paso en el estilo del personalísimo título Papo & Yo.
Hola a todos. Soy Vander. En mi carrera como desarrollador nunca había trabajado con auténticos artistas locales del videojuego. El director de arte del proyecto suele ser instruido para imitar lo que pueda encontrar a partir de otras imágenes como referencia. Pero en Papo & Yo, no quiero que suceda lo mismo. Quiero que sea algo genuino. Y quiero que artistas locales al otro extremo del continente, tengan acceso al maravilloso lienzo que suponen los videojuegos.
Aquí está la historia completa de cómo han ido las cosas por parte de Deborah Chanston, nuestra Community Manager.

caicaivilu y trentrenvilu

Como ya sabrás Papo & Yo es una historia metafórica, semi-autobiográfica de la difícil relación de nuestro director creativo Vander Caballero con su padre alcohólico. A la vez que el argumento del juego llevará a los jugadores por un viaje emocional, nosotros también nos hemos encargado de diseñar un escenario que les ayude a verse inmersos en un entorno surrealista con un tono Latinoamericano. Todo tiene un gran nivel de verosimilitud, desde el paisaje hasta la música, el estilo, el grafiti… Sí, grafiti.

En Norteamérica el estilo del grafiti está cambiando para incluir más trabajo artístico como por ejemplo sucede con los murales; pero generalmente se asocia con pintura en spray que es utilizada para hacer señales y estropear las paredes. En Latinoamérica el grafiti es una expresión artística que se guarda como un tesoro gracias a su larga historia como forma de comunicación política. Los artistas trabajan con las comunidades y los ciudadanos que piden estas expresiones de artes, contribuyendo con su tiempo y talento a embellecer los paisajes con la característica pintura de spray. Muchas de estas obras son ya famosas.

Papo & Yo

Papo & Yo

En Papo & Yo, los jugadores verán imágenes de pájaros, leones y retratos que aparecen hechos con pintura de spray, dibujados o pintados en las paredes a través de los cinco actos del título. Merece la pena subrayar que estos son auténticos trabajos de artistas del grafiti, que se ha contado con licencia para que aparezcan en el juego, tomados de las coloridas calles que suponen el escenario de este arte en grandes urbes como Sao Paolo en Brasil o Valparaiso y Santiago en Chile. Estas ciudades son célebres por sus grafitis: Sao Paolo es una capital de la escena del grafiti hip hop, y también se situa entre una de  las capitales de arte tradicional del mundo.
Chile también es una plataforma internacional para los artistas del arte del grafiti, que anden buscando grandes lienzos e inspiración para sus obras, y por supuesto también supone una atracción turística. El dibujo más famoso está en Valparaiso, un bullicioso San Francisco como una ciudad portuaria donde los vecinos parecen apilarse formando bloques (como en Papo & Yo) sobre las colinas. Hay un montón de superficies disponibles para ser inundadas de color. Dado que se trata de una tradición ya antigua, hay ciertos protocolos estandarizados que cumplir cuando se trasladan estos trabajos dentro del juego.

Sebastian Navarro (también conocido como Charquipunk), Simon Paulo Arancibia Gutierrez (también conocido como La Robot de Madera) y Inti Castro (también conocido como INTI) son tres célebres artistas del grafiti que han prestado su trabajo a Papo &Yo. Charquipunk es conocido por sus diseños a gran escala con intrincados detalles de gatos y pájaros; mientras que La Robot de Madera se enfoca en elaborados retratos. INTI es conocido por su trabajo con kusillo, el payaso del carnaval del Atltiplano cuyos trajes consisten en deshechos de ropa. Cuando colaboran, que por cierto es muy habitual, cada uno de los estilos de estos artistas puede distinguirse, pero su sinergia es eléctrica.

Papo & YoPapo & Yo

Su conexión con los desarrolladores de Papo & Yo, Minority Media, es a través de Pablo Aravena, un experto chileno en grafitos además de cineasta, que vive en Montreal, y que cuenta en su haber con diversos documentales. Entre ellos se incluyen Next: A Primer on Urban Painting y uno por estrenar llamado Chile Estyle, que cuenta la fascinante historia de la evolución del grafiti en Chile desde los movimientos de muralistas en México y las brigadas del mural, hasta la escena de hip hop que hay hoy en día. Un viejo amigo de Ernest Webb, productor ejecutivo de Papo & Yo, Aravena, actuó como consultor y ‘conservador’ a la hora de plasmar los grafitos en el juego. Aravena puso especial atención en asegurarse de que el ambiente de Papo & Yo tiene fuertes reminiscencias de Valparaiso, donde las subculturas chocan en un tapiz dinámico de música, arte, gastronomía y personalidades: justo igual que nuestros tres artistas elegidos específicamente. “El grafiti es una adaptación natural de la sensación de la ciudad porque siempre fue identificada como una ciudad bohemia donde los rancheros cantan boleros, los marineros se bajan de los barcos para pasárselo bien y hay muchas comunidades diferentes”, explica Aravena.
Con Papo & Yo, el equipo de Minority ha intentado crear una experiencia inmersiva en la que los jugadores puedan perderse. El juego ha sido etiquetado como de realismo fantástico y hay una especie de vulnerabilidad que los jugadores adoptarán simplemente “estando” en un nuevo lugar. Con la combinación de paisajes inspirados en la realidad y una historia emocional muy personal, es, sinceramente, las cosas nuevas que conducen toda la fuerza que hay detrás de Papo & Yo.