Journey y su viaje musical

1 0

‘Journey‘, como probablemente sabréis la inmensa mayoría, significa viaje. Ahora os dejo con Austin Wintory, compositor de la banda sonora de este nuevo juego chill out de thatgamecompany que ofrece una experiencia online la mar de interesante.

Probablemente la dificultad más recurrente, cuando hablo de las dificultades de mi trabajo en Journey, es el hecho de que el juego se llame así (*viaje/viajar).
Ese concepto de metamorfosis, o arco emocional es el corazón de todo en este juego, incluida su música. Os podéis imaginar que con un título tan conciso, los juegos de palabras hayan sido constantes aunque sin intención durante su desarrollo. El vídeo que acompaña este post ayuda a hacerse una idea de lo que hemos estado tratando y de lo que hemos disfrutado con esta creación.


Una de las fuentes de inspiración de Journey fue el término ‘Hero’s Journey‘ (El viaje del héroe) de Joseph Campbell. Había que asumir que algo tan grande demandaba una música épica aunque en lo más profundo de mi hubiera preferido ir en la dirección opuesta. Hay definitivamente grandes momentos durante el juego que yo los describiría sobre todo como íntimos. La orquesta que vemos aquí es la Orquesta Sinfónica de Radio de Macedonia, y es dirigida de modo magistral por Oleg Kontradenko, en la capital macedonia de Skopie.
Establecí un campamento base mixto en el estudio de Sony de San Diego con el equipo de música y Randall Lowe del estudio de Santa Mónica. Desde allí conectábamos con la orquesta que estaba en Skopje a tiempo real.
Fuimos capaces mediante Skype de coincidir todos a la vez: el equipo principal de desarrollo de thatgamecompany en Los Angeles, además de nuestra productora Kellee Santiago que estaba en Virginia por aquel entonces, y la productora Robin Hunicke y el jefe de diseño Jenova Chen que estaban en Shanghai hablando desde China. Esto acabó siendo una maravillosa sesión de comunicación del siglo XXI: una gran red de interconexión que se extendía por todo el globo. Al placer que suponía trabajar con la orquesta se le unía el honor de hacerlo también con un grupo de grandes solistas, que incluían a mi querida amiga y virtuoso del chelo Tina Guo. Sus interpretaciones trajeron una vitalidad a la banda sonora que superaron las meras notas a pie de página.

Journey for PS3 (PSN)

Y a pesar de todo el contexto de “alta tecnología” en el que estábamos sumidos, esta música está completamente al margen de la tecnología. Todo radica en el significado emocional. Esto es parte de lo que hace a Journey tan especial en sí mismo. El juego no tiene paja, no tiene relleno porque sí; creo que es como un poema.
Cuentan que después de que Steven Spielberg le enseñara por primera vez La Lista de Schlinder a su compositor fetiche durante tanto tiempo John Williams, y le preguntara “¿qué te parece?”, Williams le contestó muy serio: “Steven, necesitas un compositor mejor que yo para esta película”. Spielberg le replicó: “Sí, lo sé, pero todos esos están muertos”. Esta sensación es prácticamente la misma que tuve sobre Journey, especialmente una vez que me metí en el proyecto y comencé a darme cuenta de que este no era un juego cualquiera.
La única ventaja que parecía tener era el tiempo. Al final me he pasado tres años trabajando en este proyecto. Fui capaz de sortear cualquier inconveniente a base de grandes esfuerzos, o al menos eso creo. De hecho Journey impregnó virtualmente todo mi rendimiento durante ese tiempo. En abril de 2011 escribí un pequeño concierto de chelo para Tina (llamado “Woven Variations” -el enlace para escucharlo está más abajo-) que tocamos juntos en Los Angeles. La pieza no es una suite como tal de mi composición para Journey, pero es más que una extrapolación. Exploré las posibilidades del material llevándolo a diferentes lugares. Y el experimento fue más allá cuando al verano siguiente dirigí un concierto con la Coral LA Master, donde creé una pieza larga para solista (basada en el mismo arquetipo del ‘Hero’s Journey’) juntando varios trabajos en el repertorio y utilizando mi  música de Journey como ‘pegamento’. Como Journey estaba aún en el proceso creativo, asimilé lo que me habían enseñado estos conciertos y lo apliqué a la banda sonora que tenemos ahora. Un proceso peculiar emergió de todo esto donde los aspectos secundarios comenzaron a delatar el proyecto central, como si mi carrera fuera una mesa llena de gente, todos ellos hablando, regañándose entre ellos, en vez de seguir un camino normal y sencillo hacia delante.

Journey

Me encanta escribir sobre cualquier género de música que podamos imaginar, y asimismo no existe básicamente ningún género de juego que categóricamente no disfrute jugando… y además, si estuviéramos en una realidad alternativa donde Journey no existiera y me preguntaran cual es mi sueño en lo que respecta a cómo podría ser un juego (tanto en cuanto a la música como en cuanto al sistema de juego), sospecho que básicamente terminaría describiendo Journey. Asombrosamente vivimos en una realidad en la que este juego ya existe. Constantemente alucino con lo que tanto thatgamecompany como Sony Santa Monica hacen, y considero que he tenido un poco de suerte surrealista para que haya podido entrar a formar parte de este… um… viaje. ¿Veis lo que quiero decir?
Pincha aquí para escuchar “Woven Variations”

Se ha cerrado la sección de comentarios.

1 Comentario

  • Ya hay ganas de que salga el juego ^^
    Bueno, al menos ya queda poco para primavera… Eso sí, me gusta que si un juego no está terminado, se retrase su salida (como ha sido el caso de éste) en lugar de sacarlo como éste (como pasa con otros juegos). Bien merece la espera 😉