A espadazo limpio con Medieval Moves

0 0

Ayer pasamos una entretenida y curiosa mañana en el restaurante Beltane (Madrid) donde, con motivo de la presentación de Medieval Moves, pudimos conocer a Alberto Bomprezzi, maestro de Esgrima Histórica y Tradicional y a su vez fundador de la Escuela Española de Esgrima Antigua. Con él compartimos un rato de lo más agradable en el que no solo nos divertimos ataviándonos con yelmo y cota de malla como guerreros del medievo, sino también recibiendo unas lecciones magistrales de combate con espada y escudo.

_MG_9946

A la vez que intentábamos buenamente defendernos de sus certeros golpes y contraatacar lo poco que nuestros torpes y lentos brazos nos permitían, Alberto nos iba contando cosas sobre las batallas de la Edad Media: “La gente piensa que lo más importante es la espada, pero no; es el escudo” nos decía. “Si golpeas una armadura con un ataque de filo simplemente harás que resbale sobre ella. ¡Por eso la llevaban, claro! El escudo es lo que te permitirá golpear al oponente para desequilibrarlo y acabar con él”. En cuanto a Medieval Moves, Alberto se mostraba muy satisfecho: “El juego recrea bastante bien lo que estamos haciendo hoy aquí, sobre todo si juegas con dos mandos Playstation Move, ya que puedes utilizar uno a modo de escudo y empuñar el otro como una espada, y tanto los movimientos como las técnicas están recreadas de un modo bastante fiel”.

_MG_9896

Después pudimos aplicar todos los conocimientos recién adquiridos en el videojuego, como ya sabéis totalmente exclusivo para PS3 y PS Move. Y, ciertamente, tras haber aprendido a luchar como auténticos guerreros del s. XII (o haberlo intentado al menos), podemos decir que nuestro mentor tenía razón. Medieval Moves replica muy bien el estilo de lucha medieval y tener la oportunidad de controlarlo con dos mandos es realista a la par que una experiencia de lo más novedosa en el mundo de los videojuegos. Desde PS Blog os animamos a todos a probarlo. ¡Ah! Y tened en cuenta una de las principales enseñanzas que nos dio Alberto Bomprezzi: hay que repeler los espadazos con el canto del escudo; no lo hagáis de plano como los novatos. ¡A ver si creíais que esto de luchar en la era medieval no iba a tener su ciencia!