Publicado el

SCEE desde dentro: Dave Ranyard

Muchos aficionados a los videojuegos os dirán que les encantaría dedicarse a crear juegos, pero relativamente pocos saben lo que implica el desarrollo de un juego.

Después de una charla con la productora de PlayStation Home, Ali Bergstrom-Allen, de la semana pasada, me reuní con Dave Ranyard, director de juego de SingStar y DanceStar Party, para hablar sobre cómo se hacen los juegos y cómo consiguió dedicarse a crearlos.

DSC07088

En palabras del propio Dave…

Hacer juegos es como escalar una montaña: sí, miras hacia delante para llegar a la cima o tener la caja en la mano, pero a menudo el placer surge de pararte por el camino y ver lo que has conseguido: ver el panorama. La semana pasada Charlie, nuestro diseñador jefe en DanceStar Party, me mandó un email para decirme lo contento que está con lo que hemos creado, y comparto ese sentimiento. Momentos como ese son la mejor parte de mi trabajo.

Pronto lanzaremos DanceStar Party, así que esto a lo que hemos dedicado este año. Todo empezó con la idea inicial y parte de ese proceso es debatir diseños de alto nivel, que es donde decidimos qué características específicas tendrá el juego o cuántas admitirá, por poner algún ejemplo. También colaboramos con los programadores en esa etapa para tener un código muy pronto y poder mostrarle la idea a la directiva.

Cuando propones una idea, tienes que ir a lo que se denomina una “reunión de luz verde”, que es algo así como Dragon’s Den, porque tienes 15 minutos para vender tu gran idea y convencer a Sony como compañía de que pongan el dinero para hacer el juego. Con DanceStar Party, fue tan bien que empezamos la producción completa.

Estoy muy orgulloso del proyecto: tiene un aspecto genial, creo que se venderá bien y no hemos machacado a nadie para conseguirlo, porque nuestro personal tiene los niveles adecuados de habilidad y responsabilidad.

London Studios es bastante bueno a la hora de equilibrar vida y trabajo. Puede que de vez en cuando tenga que quedarme a trabajar hasta tarde porque estamos terminando un juego o tengo que atender a una llamada de Estados Unidos, pero puedo acostar a mis hijos casi todas las noches. Tengo la teoría de que preferiría que me operase un cirujano que trabajase 40 horas a la semana y jugara al golf el fin de semana, en vez de uno que trabajase 120 horas y durmiera en el hospital; lo mismo vale para la persona que escribe mi código.

Me gustan mucho los juegos sociales que unen a las personas, y me encanta la música, y a eso he dedicado gran parte de mi carrera. A los 16 años no me interesaba mucho el instituto, así que lo dejé, toqué en algunos grupos y abrí una tienda de ropa de segunda mano y antigüedades.

Con 19 años fui a la escuela politécnica de mi ciudad y conseguí un diploma en informática, antes de pasar a un título en Ciencias de la Computación y, después de trabajar un poco, un doctorado en Inteligencia Artificial. Cuando estaba terminándolo, se abrió un estudio de videojuegos en Leeds y conseguí un puesto como programador. Era el año 1996 y hago juegos desde entonces.

Por esa época estaba en un grupo que hizo giras y grabó un par de discos, y esa experiencia musical me fue muy útil cuando entré en SCEE y empecé a crear el estudio de grabación que tenemos aquí. Empecé como programador, pasé a temas de sonido, luego a las licencias musicales y el apoyo al desarrollo, y hace tres años empecé a dirigir el equipo de SingStar y a eso me dedico desde entonces.

Entrar en el negocio del desarrollo de videojuegos es una cuestión de aprovechar tus puntos fuertes; no es muy probable encontrar a alguien que sea un gran artista, programados, músico y directivo desde el primer día. Si sabes que eres un buen artista, seguramente es mejor ir por ese camino. Si tienes buenas aptitudes para la ciencia o las matemáticas, quizás se te dé bien la programación. Los diseñadores de juegos son un poco especiales, porque es más una cuestión de imaginación: sospecho que algunas personas simplemente la tienen, y que un gran diseñador podría diseñar un buen abrebotellas igual que un videojuego.

Los grandes equipos hacen grandes juegos, así que siempre estamos buscando a gente que pueda entrar, entender nuestra cultura y no tener un impacto negativo en ella. En términos generales, gente inteligente y creativa a la que le apasione su trabajo.

0 Comentarios
0 Respuestas del autor

Al cabo de 30 días se desactiva la opción para dejar comentarios en los mensajes.

Historial de edición