Probamos Time Crisis: Razing Storm

0 0

Si os habéis perdido Gamefest, la verdad es que habéis desperdiciado una buena ocasión para conocer, de primera mano, los títulos que pegarán fuerte estas Navidades. Y es que éste ha sido el fin de semana ideal para jugar, testar y comparar todo el material de una sola sentada. En realidad las ferias son siempre el final del ‘hype’: algunos títulos te decepcionan y otros que no contaban en las apuestas terminan por convencerte.

En mi caso el ‘tapado’ de Gamesfest ha sido Time Crisis: Razing Storm. Sí, ya lo sé: es un juego del que se lleva hablando un tiempo y que cuenta con una legión de s0eguidores. Lo que ocurre es que yo no había vuelto a probarlo desde los tiempos de PlayStation 2 y, desde luego, no tenía PlayStation Move. Después de echarme un par de partiditas intensisímas, cogí a un par de visitantes para hacer un reportaje fotográfico de sus impresiones con Time Crisis: Razing Storm.

DSC_0598

Dicen que la primera impresión es la que cuenta, y en ese aspecto PlayStation Move, unido al complemento para acoplarlo como pistola, está más que cubierto. La sensación de tener entre las manos un arma ultramoderna se úne a la extraordinaria precisión del invento, generando una experiencia de juego más que interesante.

DSC_0602

El nuevo Time Crisis mejora en todos los aspectos a sus hermanos mayores, pero sobre todo en uno: la intensidad. La acción no cesa en pantalla, con decenas de enemigos surgiendo debajo de las piedras. Al jugar a dobles se impone la táctica de dividirse la pantalla para una mayor eficiencia policial. No obstante, los momentos de tensión a menudo provocan que los jugadores pierdan los papeles y disparen a todo lo que se mueva en la pantalla.

DSC_0604

Pero no os equivoquéis: no basta con disparar a bulto. El puntero es muy preciso e importa mucho en la zona del cuerpo en la que impactéis sobre los enemigos. Es mejor perder un poco de tiempo apuntando a la cabeza que disparar cuatro veces al pie de un enemigo. Cuando la cosa se pone fea se ensalza la diversión en el modo para dos jugadores: es cuando empiezan los comentarios del tipo: “¡Dispara al mío, dispara al mío!” o “¡Tengo un montón en mi lado, ayúdame!”. Aunque el que suscribe no es precisamente un enamorado de los ‘shooters’, se me hace complicado encontrar un juego con una satisfacción tan inmediata cuando juegas con un amigo.

DSC_0596

Todo tiene un final y, aunque a nuestros amigos aún les quedan ganas de marcha, la cola para coger la pistola es larga. Tendrán que esperar al 5 de noviembre para volver a desenfundar juntos, pero os podemos asegurar que Time Crisis: Razing Storm merece la pena la espera.