Con vosotros, Blade Kitten

0 0

Introducing Blade Kitten

Eh, colegas soy Steve Stamatiadis, creador y responsable de Blade Kitten, un nuevo y fantástico juego de acción de desplazamiento lateral para PS3. No, en serio, ES un alucine. Lo sé porque es una historia que quería contar hace muchos años en forma de juego, así que acompañadme y os contaré un poco el origen del juego.

En primer lugar, Blade Kitten cuenta las aventuras de una cazarrecompensas, Kit Ballard, una gata de pelo rosa (o Felion, como se la conoce en el universo). Va acompañada de su secuaz, Skiffy, una enérgica criatura alienígena que hace las veces de compañero y protector, y de su espada flotante inteligente, Darque Blade. Su misión actual la conduce a un planeta menor sintético al margen del espacio civilizado. Allí, cae en la emboscada de un rival, y así empiezan las aventuras de Kit en el juego.

Blade Kitten nació de la necesidad de combinar años de ideas inconclusas sin usar en un increíble y divertido universo en el que canalizar mi energía creativa. Dichas ideas incluyen todas las cosas frikis y chulas que a mí me gustan, como imágenes de animales, robots gigantes, grandes espadas, alienígenas, ciencia ficción y una buena dosis de diversión. La cosa surgió allá por el año 2001, mientras trabajaba en el primer título del juego TY the Tasmanian Tiger creando ese universo. Me lo pasaba como un enano, pero quería incluir más ciencia ficción (y la verdad es que acabé colando muchos más robots tipo Blade Kitten en el mundo de TY).

Cabía pensar que tantas ideas dispares no funcionarían bien juntas, pero lo cierto es que acabaron encajando como un gran puzle. Supongo que todos esos proyectos formaban en realidad parte de un todo, y por eso no podía desarrollarlos de forma independiente. Fue muy emocionante que todo encajase a la perfección para poder pasar a la siguiente fase, la protagonista.
Antes de que naciese Blade Kitten, los dos proyectos anteriores que me tenía en mente estaban en extremos opuestos; uno era demasiado serio y el otro demasiado tonto. Sin embargo, me gustaban determinados elementos de ambos (los dos eran con protagonista femenina), así que encontré un punto intermedio que tuviese la dosis justa de tono serio y jocoso. Al principio, lo llamé Kit-10 porque Kit tenía 10 dispositivos robot. Era un nombre muy tonto, pero luego la cosa evolucionó y uno de sus robots, Blade, fue ganando posiciones y se convirtió en Darque Blade. La idea de los robots pasó a formar parte de la personalidad de Kit. A nuestra heroína le encanta la mecánica, lo cual resulta muy útil a la hora de enfrentarse a enemigos robóticos.

Introducing Blade Kitten

Kit era visualmente una mezcla de distintos elementos de diseños anteriores, que eran simplemente chicas humanas. Quería que mi heroína tuviese un toque de ciencia ficción inequívoco, así que pensé que necesitaba un toque obviamente alienígena. Decidí que fuese una gata porque es una idea muy del mundo del manga y, así, dejaba claro que no era una humana normal y corriente. No es que sea fan de este tipo de personajes, pero me gusta que sea distinta a los típicos héroes del espacio machotes tan omnipresentes en los juegos.

Introducing Blade Kitten

La última pieza del rompecabezas era el título: opté por Blade Kitten porque me gustó la yuxtaposición de esas dos palabras; una implacable y peligrosa, la otra suave y adorable. Casi fue “Blade Kitty” durante 24 horas. Para mí, tiene ese encanto sencillo de las cosas con las que crecí, como Star Wars, Batman y Spiderman… Bueno, ya os hacéis una idea.

En fin, durante años he trabajado en el proyecto en el tiempo libre que tenía mientras trabajaba en la saga TY the Tasmanian Tiger. Lo desarrollé como un comic para poder mostrar a los editores lo chulo que iba a quedar. Hasta lo podéis encontrar en Internet y en edición impresa. Me costó varios intentos hacerlo despegar como juego, pero siempre me surgía más trabajo y no se puede rechazar la oportunidad de hacer un gran título de Star Wars. Cuando acabé con Star Wars: The Force Unleashed, me di cuenta de que era el momento de hacer realidad Blade Kitten, así que reuní a un pequeño equipo y empezamos a trabajar en el juego. Ahora, dos años después, ya está casi listo para que lo probéis y disfrutéis en PlayStation Network.