Probamos Like a Dragon: Infinite Wealth y de paso nos pegamos unas buenas vacaciones 

0 0
Probamos Like a Dragon: Infinite Wealth y de paso nos pegamos unas buenas vacaciones 

Viaja a Hawái para descubrir sus encantos, cumplir deseos pendientes, construir edificios y mucho más.  

Yakuza es una saga que nunca decepciona. Todos los títulos que han precedido al de 2020, Yakuza: Like a Dragon, han ofrecido algo totalmente nuevo y revolucionario y ampliado la historia de los protagonistas, Kazuma Kiryu e Ichiban Kasuga, con un éxito rotundo.

Me complace afirmar que, tras haber probado Like a Dragon: Infinite Wealth, la cosa no hace sino ir a más. Los fans (ya sean nuevos o veteranos) de Yakuza van a estar tan bien servidos de contenido que temo que se atraganten. Esta nueva entrega incorpora una fusión del estilo original de peleas callejeras de la saga con el actual de rol por turnos, un modo de construcción de islas y con más encanto que nunca. 

Teniendo todo esto en cuenta, me atrevería a decir que el título Infinite Wealth representa todo lo que ofrece el juego y cuánto puede durar. Sigue leyendo para saber qué me llamó la atención durante mi sesión de juego.

Ten las zapatillas (y el segway) a punto

Probamos Like a Dragon: Infinite Wealth, el primer título de la saga Yakuza en el que nuestra pandilla favorita sale de Japón. Las misiones de Kasuga y Kiryu los conducen a un lugar nuevo: Honolulu (Hawái), donde deciden unir fuerzas. 

Este destino no solo está lleno de paisajes, sonidos, aliados y enemigos nunca vistos, sino que también es el mapa más grande de la franquicia. Es tan extenso que durante mis horas de prueba no llegué a ver ni la mitad. No hay un solo espacio en blanco. Encontrarás enemigos, misiones, actividades y personajes dicharacheros por doquier. Lo único que tienes que decidir es por dónde empezar.

Tu amigo y vecino exyakuza

Aunque los puntos de personalidad no son una novedad, en Like a Dragon, Infinite Wealth le dan más oportunidades a Kasuga para subir de nivel. Ser un turista alegre y simpático te ayudará a hacer amigos entre la población de Honolulu y a aumentar los rasgos de personalidad.

Basta con decir hola. Pulsa cuadrado cuando pases cerca de los PNJ indicados para que Kasuga diga «¡Holaaaa!» y te respondan con el mismo entusiasmo. A veces saludar puede desbloquear pequeñas tareas (como comprarle un perrito caliente a un niño) que le darán a Kasuga un buen chute de personalidad. Al subir el nivel de los rasgos obtendrás más espacio para habilidades, mayor resistencia a los cambios de estado, sanación más rápida y más agallas, entre otras mejoras. Además, da gusto ver a Kasuga siendo aún más majo de lo que ya es.

El turismo te hace fuerte 

Para ser un buen turista hay que hacer algo más que saludar. Tarde o temprano, Kasuga y la banda encuentran una empresa turística llamada Alo Happy Tours, dirigida a japoneses que visitan Hawái. Allí puedes apuntarte a varias actividades, entre las que se incluyen surfear, hacer yoga y bailar con fuego. Pero estos cursos no están ahí solo para divertirse.

Por cada habilidad que adquieras con Alo Happy Tours, desbloquearás un trabajo y un estilo de combate nuevos. Por ejemplo, bailar con fuego desbloquea un estilo de lucha de mago, el curso de presentador te ofrece un trabajo de apoyo fortalecedor y el de estrella del pop enseña a los personajes a curarse a sí mismos y a sus aliados. Hay tal cantidad de actividades y de estilos para aprender que parece que no acaban nunca. Por no mencionar la de combinaciones que se te pueden ocurrir. Las posibilidades son infinitas.

Deseo concedido

Kasuga no es el único que puede desbloquear habilidades de otra forma que no sea luchando o haciendo lo de siempre. La enfermedad de Kiryu y su decisión de no recibir tratamiento hacen que su vida sea una carrera contrarreloj. Acompañado de sus nuevos amigos Seong-Hui y Yu Nanba, decide escribir una lista de deseos pendientes y cumplirlos antes de irse al otro barrio.

Esto es más que un elemento de la trama: es una mecánica del juego. Kiryu puede despertar su alma (estilo de combate Brawler), técnica (estilo de combate Rush) y cuerpo (estilo de combate Beast) cumpliendo los deseos pendientes. Ya sea irse de pesca o probar comida que siempre había querido catar, la fuerza de Kiryu aumenta viviendo la vida al máximo. Casi se me cae una lagrimita cuando habla sobre todo lo que quiere hacer sin sentir miedo ni la necesidad de parecer un tipo duro delante de quienes lo rodean.

Un juego dentro de un juego

Para terminar mi prueba de Like a Dragon: Infinite Wealth, visité la isla Dondoko, que podría describirse como un juego totalmente distinto dentro de Infinite Wealth. Esta parte de construcción y gestión lleva a Kasuga a visitar una isla sumida en las tinieblas. Como el tío majo que es, decide tomar las riendas y ayudar al dueño a limpiar, construir atracciones nuevas y traer el turismo y la vida de vuelta a Dondoko.

Si alguna vez has jugado a un simulador de construcción, ya sabrás lo que te vas a encontrar. Me enganché a este modo nada más empezarlo. Eso de ir por la isla y decorarla a mi gusto, recoger materiales para crear objetos, pescar, cazar bichos y librarme de enemigos son algunos de los elementos más adictivos que he catado hasta ahora en Infinite Wealth, y la posibilidad de visitar las islas de otros jugadores hace que todo sea aún más emocionante. Tengo miedo de engancharme demasiado a este modo y dejar de lado la parte RPG del juego.

Únete al variado viaje a Hawái de Kasuga y Kiryu cuando Like a Dragon: Infinite Wealth salga para PS5 el 26 de enero.

Se ha cerrado la sección de comentarios.

Por favor, introduce tu fecha de nacimiento.

Date of birth fields