Enviado 4:21pm

Cartel del mes de MUBI

Hola a todos: soy Adrian Curry y he escrito la columna Movie Poster of the Week en Mubi.com durante los últimos dos años y, a partir de hoy, publicaré aquí una vez al mes y os traeré lo mejor en diseño de carteles de cine, tanto del cine actual como de películas clásicas, incluso a veces exploraré algún rincón ignoto del mundo de los carteles que me parezca especialmente curioso.

Por irónico que resulte, la publicación de este mes es más sobre ventas que sobre diseño, pero no creo que la historia del cartel protagonista me hubiese llamado la atención si no fuera tan sorprendente. Si os interesa el tema, podéis leer otras publicaciones anteriores mías aquí. Ahora, ¡que empiece el espectáculo!

EL CARTEL DE CINE DEL MES: LA NOVIA DE FRANKENSTEIN

frankenstein

Hace un par de semanas, se armó un gran revuelo al conocerse que este exclusivo cartel promocional (el único ejemplar del que se tiene noticia) de la película de 1935 La novia de Frankenstein iba a batir el récord de precio por un cartel de cine. El récord lo ostentaba desde 2005 una de las cuatro copias documentadas de un cártel de la película alemana de 1926 Metropolis, que se vendió en la Reel Poster Gallery de Londres por 690.000 $. Antes, el récord lo tenía un cartel de la película de 1932 La momia que se vendió en una subasta en el Sotheby de Nueva York por 453.500 $. (Para que conste, el tercer puesto en el ranking de carteles más caros también está en manos de Metropolis). Se esperaba que el poster de la Novia alcanzara más de 700.000 $ en el Heritage Auctions de Beverly Hills (Heritage, con base en Dallas, lleva el 70 por ciento de las subastas de carteles de cine del mundo) pero no logró alcanzar el precio mínimo marcado y no se vendió.

american werewolf

De los diez carteles de cine más rentables de todos los tiempos, siete son de películas de terror (“Los carteles de las primeras películas de terror de la Universal son la joya de los coleccionistas”, asegura Grey Smith de Heritage Auctions) y la mayoría son de películas de monstruos, si se considera la película de ciencia ficción Metropolis como una especie de película de monstruos. La única excepción es el cartel del musical de 1933 Volando hacia Río de Janeiro, un cartel que se vendió por 239.000 $ en 2008. Es curioso que los diez sean de películas filmadas entre 1925 y 1935. (Puedes ver una presentación de los 25 más caros aquí).

top ten

Al final, el precio más alto alcanzado en la subasta de la semana pasada fue el de un cartel (de 56 cm x 71 cm) de la casi desconocida El hombre lobo de Londres (“Una de las primeras películas de terror clásico de la Universal” y “la [primera] película que trata el horror de la licantropía”). Con su larga advertencia a las “mujeres histéricas”, se vendió por 47.800 $. Bastante lejos de los tres cuartos de millón que esperaban obtener por La novia de Frankenstein, pero tampoco calderilla. Demostrando que en el mundo de los coleccionistas de carteles de cine el tamaño no importa tanto como podría parecer, el resto de los mejor parados en la subasta de la semana pasada iban de un cartel gigante australiano de King Kong de 2,74 m a un minúsculo fotograma de 35 cm de Boris Karloff en Los muertos andan. El resto fueron un gran cuadrifolio de (35,5 cm x 198 cm) de La dolce vita, carteles de 68,5 cm x 104,5 cm de Retorno al pasado, Casablanca, el Superman de 1948, Las uvas de la ira, el cartel de la película anterior a la introducción de la censura en EE. UU. de Dodsworth y Bette Davis Ex-Lady, y la entrada de 35,5 cm x 91,5 de La cuadrilla de los once, todos los cuales alcanzaron un precio de entre 10.755 $ y 38.837 $.

auction deals

La verdad es que uno se pregunta quién puede, hoy en día, gastarse tanto dinero en carteles, aunque se dice que los famosos de Hollywood se encuentran entre los compradores habituales. Una subasta en Heritage este año presumía de “selecciones de la colección del famoso guitarrista de Metallica Kirk Hammett”.

Aunque la mayoría de los objetos relacionados con Hollywood se vende por precios que rondan los mil dólares, hubo alguna ganga en la subasta más reciente y he seleccionado alguno de mis carteles favoritos además de una serigrafía de Saul Bass para Extraña amistad y un sorprendente poster polaco de A sangre fría, todos los cuales se vendieron por menos de 200 $.

Imágenes cortesía de Heritage Auctions.

¿Te ha gustado?

Comentarios